X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

El Ibex se planta en los 9.700 en espera de resultados y novedades comerciales

Jornada de ligeros movimientos en las Bolsas europeas y de EE UU La posibilidad de un repliegue en las compras del Banco de Japón tensa la deuda

Un hombre observa los paneles en la Bolsa de Karachi, Pakistan REUTERS

Las Bolsas han registrado hoy una jornada casi de parálisis, atrapadas por la amenaza de una guerra comercial a gran escala y a la espera de que la campaña de resultados pueda ayudar a despejar el horizonte para la renta variable. El Ibex 35, que ha llegado a perder un 0,7% en los primeros compases de la sesión, ha contenido la caída y ha cerrado con avance mínimo del 0,01%, hasta los 9.726,10. Conserva así la cota de los 9.700 puntos.

Los inversores tratan de digerir el aumento de las tensiones comerciales de la semana pasada y aguardan con dudas la avalancha de resultados empresariales de esta semana. Todas las grandes empresas del índice rendirán cuentas en los próximos días. Empezará Endesa mañana martes y le seguirán ACS, Iberdrola, Naturgy y Santander el miércoles. Otros grandes bancos, lo harán entre el jueves (Bankia, Bankinter) y el viernes (BBVA, Sabadell, Caixabank). Según MacroYield, "la guerra comercial mantiene el tono negativo de la renta variable; los resultados empresariales podrían servir de contrapeso".

ACCIONA 75,76 0,24%
BANKIA 3,62 2,55%
COLONIAL 9,22 -0,59%

En el parqué nacional, Dia estuvo durante buena parte de la jornada en la diana de las ventas, con descensos que llegaron a ser del 4% después de que HSBC recortara tanto la recomendación como el precio objetivo que tiene para el valor. El grupo de distribución logró sin embargo remontar durante la jornada y finalizar con un alza del 0,76%. El mejor valor del selectivo ha sido Bankia, con un alza del 2,27%, seguido del ascenso del 0,98% de Bankinter. El valor más castigado ha sido Indra, con una pérdida del 2,58%.

La vista de los inversores sigue puesta en el conflicto comercial. Esta semana, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y la comisaria de Comercio, Cecilia Mastrom, viajarán a Washington para reunirse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y tratar así de rebajar las tensiones comerciales. El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, advirtió ayer de la "ralentización" de la economía por el proteccionismo aunque advirtió que la UE "debe permanecer con la mente fría", y dijo que la solución no podrá venir de "acuerdos bilaterales".

Desde Link Securities señalan que continúa la preocupación por la 'guerra de tarifas', dadas las posturas distantes entre los distintos países/regiones involucradas. "La tensión comercial está haciendo mucho daño a las Bolsas, impidiendo que recuperen su tendencia alcista de finales de 2017 y comienzos de 2018. Es por ello que en cuanto se atisbe una solución, las bolsas reaccionarán con fuerza al alza".

Por otro lado, destaca este jueves la reunión del Consejo de Gobierno del BCE. El consenso no espera novedades, ya que en la anterior se dieron las pautas para los próximos meses de la política monetaria de la entidad. "Está previsto que a partir de septiembre se reduzca el importe mensual de las compras de activos en los mercados monetarios a la mitad (15.000 millones de euros) y que este programa se dé por finalizado a finales de ejercicio".

Frente a la planicie del mercado bursátil, el de deuda sí ha registrado más agitación. Los inversores han reaccionado con ventas de bonos a las informaciones que apuntan a que el Banco de Japón se está replanteando su política de compras de deuda para lograr que sea más sostenible.

El Banco de Japón inició en la primavera de 2013 un programa de compra masiva de deuda pública para terminar con un ciclo deflacionario de dos décadas, aunque ese volumen disminuyó en 2016 cuando la entidad se propuso complementar este programa con medidas para controlar los tipos a largo plazo y así evitar el apalancamiento de capital. Estableció el objetivo de mantener el rendimiento del bono a 10 años cercano al 0% y la posibilidad de un repliegue en sus compras ha hecho dispararse el rendimiento del 0,033% al 0,086%, cerca del 0,11%, el límite en el que se activan las compras ilimitadas. El temor a un ajuste monetario en Japón hizo caer al índice Nikkei el 1,33% y elevó la rentabilidad de la deuda soberana de Alemania, del 0,397% al 0,405% y de EE UU, del 2,89% al 2,94%.

En cuanto a las divisas, la moneda europea cede el 0,11% hasta 1,1707 dólares.

Archivado en:

Y además:

Outbrain