X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Renfe se alía con Telefónica en busca de ‘startups’ que promuevan su despegue tecnológico

El operador ferroviario confía a la filial de la teleco Wayra la búsqueda de una docena de proyectos Adif entrará en el semillero, que aspira a convertirse en referencia en el sector público

Varios pasajeros acceden a un tren de alta velocidad de Renfe.

El Ministerio de Fomento busca un salto tecnológico para el sector público del ferrocarril y lo va a hacer con la ayuda de Telefónica. La punta de lanza en esta estrategia va a ser Renfe, que buscará tecnologías disruptivas para entrar definitivamente en el siglo XXI a través del lanzamiento de una incubadora y aceleradora de startups. Se trata de un recurso poco frecuente aún en el sector público, tras experiencias como la de Correos (CorreosLabs) o RTVE (Impulsa Visión). Siguiendo la estela del operador ferroviario iría el otro gigante del sector, Adif, también dependiente de Fomento.

Fuentes de toda solvencia explican que Renfe ha adjudicado a Wayra, entidad del grupo Telefónica, la puesta en marcha del semillero de empresas, llamado a convertirse en un pilar del plan de transformación digital del grupo. A falta de mayor detalle, con la publicación oficial de la adjudicación, Wayra tendrá que diseñar y poner en marcha una incubadora de proyectos que ofrezcan valor a las divisiones y servicios de la compañía que preside Isaías Táboas. La relación entre la empresa pública y la teleco será de dos años.

Se trata de una apuesta por la innovación en puertas de la liberalización del transporte de pasajeros por ferrocarril, a finales de 2020. En los últimos años Renfe ha subido tecnologías a bordo de los trenes de alta velocidad, como el wifi, y ha mejorado las plataformas de venta y atención al cliente. Otra línea de trabajo es la del desarrollo de la oferta puerta a puerta, fomentando alianzas con otros modos de transporte, o la monetización de servicios a la carta para el viajero. De la mano del desarrollo de la propia industria también llegaron los sistemas de seguridad Asfa y ERTMS.

El operador intenta subir ahora a la ola de la economía colaborativa, servicios en movilidad y big data, entre otras tendencias, ante el acecho de operadores privados en el mercado local y el objetivo de salir al exterior, donde Renfe se encuentra de forma recurrente con gigantes como la francesa SNCF o la alemana Deutsche Bahn.

En un principio está previsto que el gestor de la infraestructura ferroviaria, Adif, también se adhiera a esta iniciativa de Renfe con el objetivo de potenciar la innovación en la operación de vías, estaciones, señalización, servicios de telecomunicaciones, vigilancia y un largo etcétera. Las fuentes consultadas afirman que existen ya contactos en este sentido entre las nuevas direcciones de ambas empresas en busca de armar un convenio.

Una docena de proyectos

A través del contrato con Telefónica se van a impulsar 12 iniciativas empresariales en fase de embrión y bajo el modelo de innovación abierta. Esto implica que los desarrolladores tendrán la propiedad, dejando abierta la posibilidad de que Renfe entre posteriormente en el capital.

El pliego del contrato con Telefónica fijaba la atención en soluciones relacionadas con la gestión de datos, blockchain, la inteligencia artificial o las tendencias de los servicios en movilidad (MaaS). Wayra deberá, eso sí, circunscribirse a proyectos e iniciativas que no entren en conflicto con el objeto social de Renfe o, adicionalmente, de Adif.

La red de incubadoras de Telefónica, con implantación tanto en Europa como en Latinoamérica, se ocupará de diseñar los procesos de selección de startups, incluida la elaboración de las bases; albergará a las empresas en espacios comunes de trabajo, y prestará asesoramiento.

Renfe prevé hacer dos convocatorias anuales para la selección de sus futuros socios tecnológicos, centrando la búsqueda en la mejora de los procesos de mantenimiento de los trenes y demás material; la planificación comercial, y la interacción con los viajeros. Además, la compañía también estará atenta a oportunidades de mejora en transporte de mercancías, donde una de las vías de desarrollo se encuentra en la creación de las autopistas ferroviarias. Esto es subir los camiones a grandes convoys ferroviarios para reducir el impacto ambiental y fomentar una mayor pujanza del tren en el transporte de carga, donde apenas cuenta con una cuota del 5% en España frente al 30% de objetivo de la UE para 2030. Esta actividad genera un volumen de negocio de unos 315 millones anuales.

Isaías Táboas, nuevo presidente de Renfe.

Está previsto que las startups seleccionadas reciban su plan personalizado de aceleración; apoyo económico, administrativo y legal; formación complementaria, y la entrada en una red de innovación que facilite la viabilidad de los proyectos.

Además del reto de la digitalización, Renfe se encuentra en un proceso de relevo generacional en el que resulta clave un vuelco hacia una cultura más emprendedora.

En el mundo del transporte ya han dado pasos decididos, con semilleros de empresas innovadoras, referencias como el holding de aerolíneas IAG (Hangar 51), Air France-KLM (Future of Travel), Ryanair (Ryanair Labs), SNCF (DigitalSNCF), Deutsche Bahn (StartupXpress), o el fabricante español de trenes CAF (CAF Ventures).

Archivado en:

Outbrain