X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Comercio exterior »

Los aranceles de Trump hunden las ventas de aceitunas negras a EE UU

La exportación bajó un 42% con el primer arancel y se espera una caída mayor a fin de año. Washington ratifica el alza arancelaria al producto español

La aceituna negra de mesa se recoge verde del árbol.

Miles de personas se agolpaban la semana pasada ante el consulado de Estados Unidos en Sevilla. Empresarios, trabajadores y agricultores percibían que se encontraban en la recta final y se mostraban unidos por un mismo fin. ¿Su objetivo? Que el Gobierno de Trump eliminara los aranceles impuestos a la aceituna negra española. Pero los esfuerzos han sido en vano. La Comisión de Comercio International (ITC) ha ratificado, finalmente, la decisión de respetar los aranceles, que se terminarán por fijar formalmente el 24 de este mismo mes.

La medida se puso en marcha a petición de California en junio de 2017 como parte de la política comercial proteccionista que ha adoptado el Gobierno americano ¿La razón? El Estado norteamericano acusa a España de competencia desleal por realizar importaciones subsidiadas y estar comercializando a un precio por debajo del coste. Desde entonces la Asociación de Exportadores e Industriales de Aceituna de Mesa (Asemesa), organizaciones agrarias de cooperativas agroalimentarias, como UPA o Asaja, sindicatos y políticos han presionado a la Unión Europea para que emplee todas sus armas y haga cambiar de opinión al país norteamericano.

“La Unión Europea debe entender que esta medida no solo afecta a la aceituna negra, sino que indirectamente viene a cuestionar todo el sistema de ayudas de la PAC, a pesar que es totalmente legal, reconocido y aceptado por la Organización Mundial del Comercio (OMC)”, avisa Francisco Javier Escalante, vicepresidente de Asemesa y director general de Aceitunas Guadalquivir, una de las tres empresas investigadas por la Administración americana, junto a Agro Sevilla y Ángel Camacho.

¿Y ahora qué? Por un lado, el sector presentará en el plazo de un mes un recurso ante la Justicia americana. Y por otro, la Unión Europea también puede presentar otro recurso ante la Organización Mundial del Comercio. Por otra parte, las voces más críticas piden que se impongan también aranceles a las producciones agrícolas importadas desde Estados Unidos y que compiten directamente con los productos andaluces.

Consecuencias

Mientras tanto, los datos que maneja el Departamento de Aduanas de Estados Unidos respecto a la exportación española de oliva negra preocupan al sector. Durante el primer trimestre de este año la cifra cayó un 42,5% respecto al mismo periodo del año anterior, desde los 6,9 millones de kilos a los cuatro millones. “Y eso ha ocurrido con un arancel del 17,13% y muchos contratos en vigor”, afirma Escalante. Es decir, la cifra está mitigada, y más aun sabiendo que la medida del 17,13% no se instauró hasta el 28 de enero y que el arancel que se va a imponer a partir de ahora alcanza el 34,75%. “Esperamos una caída mayor los próximos meses”, añade.

A la Asociación también le preocupan los más de dos millones de jornales y los 8.000 empleos directos que dependen de una exportación que alcanza los 70 millones de euros anuales, 80% de ellos de origen andaluz. Las provincias más afectadas serán Sevilla, Córdoba, Málaga y Cáceres. “La medida va a afectar a todo el sector. Los agricultores cultivan indistintamente aceituna negra y verde, por lo que si no consiguen sacar la negra comercializarán más verde”, explica Escalante.

Además de la sobre oferta de aceituna verde, según explica el subdirector, se espera que los otros mercados a los que se exporta la aceituna negra acaben por romperse.Los países árabes, Italia o Rusia también juegan un papel importante en las exportaciones españolas. “Ya se está empezando a percibir que el interés por estos países está aumentando entre los productores, lo que, sin duda, provocará una sobreoferta y por consiguiente una bajada de precios”, vaticina.

Los grandes beneficiados de la medida, además de California, estado originario de las empresas responsables de la denuncia, son Marruecos, Egipto y Turquía. Estos tres países ya han visto cómo sus exportaciones crecieron en el primer trimestre, un 33%, un 50% y un 82,3%, respectivamente.
Desde los siete millones en total, del mismo periodo de 2017, hasta los 8,2 millones. “De no conseguir anular los aranceles, la media en la que estos suelen permanecer ronda los 10 años, un tiempo en el que la aceituna negra española quedará totalmente desbancada del mercado estadounidense”, se lamenta Escalante.

Archivado en:

Y además:

Outbrain