X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

KPMG prevé más fallos que eleven el coste de despedir a interinos públicos

Una sentencia condena a la Comunidad de Madrid a pagar 10.000 euros a una interina que cubría una vacante Los laboralistas de la consultora prevén facturas mayores por el abuso de figuras temporales

Sede del Tribunal de Justicia de la UE.

El coste de la indemnización por despido de los trabajadores temporales se ha convertido en materia de controversia judicial en los últimos años. El Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) ya abogó por igualar su compensación a la de los empleados indefinidos en 2016, aunque este junio corrigió su doctrina y avaló el sistema dual. En el caso de los interinos de la administración pública, sin embargo, no está todo dicho.

Como prueba una sentencia, conocida ayer, por la que el juez del Juzgado de lo Social Número 33 de Madrid, José Pablo Aramendi, condena a la Agencia Madrileña de Atención Social de la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad Autónoma de Madrid a abonar una indemnización por despido de 20 días de salario por cada año trabajado a una empleada de la que prescindió tras cubrir una vacante durante ocho años.

Una compensación de 10.082,44 euros para una interina, que en teoría no tiene derecho a indemnización salvo en algunos supuestos (como un ERE). El juez, sin embargo, pone en duda la condición de interina de una empleada que pasa ocho años cubriendo una vacante, lo que exige un proceso de selección reglado, y que acaba ejerciendo distintos cargos. El fallo asume que la situación real de la empleada es la de un trabajador indefinido no fijo que merece indemnización. En concreto, una por causas objetivas: 20 días por año.

“Es muy posible que veamos sentencias similares a esta en referencia a otros interinos de la administración pública”, advierte Beatriz Ruiz Velan, senior manager en el área Laboral de KPMG Abogados, que considera que la factura pública de indemnizaciones puede dispararse a golpe de sentencias. Parte del problema radica en el abuso de figuras como el interino o el temporal para cubrir puestos fijos. Ahí, de hecho, hay margen jurídico para reclamar compensaciones mayores.

“Hay que diferenciar esta jurisprudencia de los casos de fraude. Un contrato de interino por vacante está pensado para durar unos meses, o pocos años, pero no nueve años. En esos casos la indemnización debería ser por despido improcedente”, expone Javier Hervás, socio responsable del área Laboral de KPMG Abogados, detallando que el coste subiría a 33 días de sueldo por año trabajado.

Archivado en:

Y además:

Outbrain