X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Las casas nuevas que se venden son un 26% más caras que las usadas

Los notarios certifican que solo el 44,6% de las compras se pagan con hipoteca Los precios se mantuvieron estables en mayo

Después de los altibajos registrados en marzo y abril con motivo de la celebración de la Semana Santa y la comparativa con el año anterior, mayo devolvió al mercado inmobiliario cierta normalidad.

La estadística de compraventas y precios que elabora cada mes el Consejo General del Notariado difundió este lunes las cifras relativas a mayo, según las cuales el volumen de compraventas se incrementó un 7,7% respecto al mismo periodo de 2017, mientras los precios permanecieron bastante estables después de revalorizarse apenas un 0,6% anual. Así, durante dicho mes se vendieron un total de 51.896 casas, lo que representa un aumento del 7,7% sobre idéntico periodo de un año antes, que se reduce al 7,3% anual en la serie corregida de estacionalidad.

Por tipo de vivienda, la compraventa de pisos protagonizó una mejora del 5,6%, mientras la de viviendas unifamiliares repuntó un significativo 16,3%.

El informe analiza además el comportamiento de los precios y en mayo éstos se mantuvieron bastante estables, ya que apenas se incrementaron un 0,6% anual hasta situarse en una media de 1.372 euros por metro cuadrado. Por tipología de los inmuebles, tanto los plurifamiliares como los unifamiliares registraron subidas, del 3,6% y 0,5%, respectivamente.

Dejando al margen la vivienda protegida (VPO), la estadística evidenció cómo las casas de segunda mano se vendieron a un promedio de 1.509 euros por metro cuadrado, un 0,5% más que 12 meses antes. Por su parte, las viviendas a estrenar que se compraron durante el mes de mayo lo hicieron a un promedio de 1.902 euros por metro cuadro, un 26% más caras, por tanto, que los inmuebles usados. Los expertos sostienen que este gap de precios entre los pisos nuevos y usados es normal que exista puesto que las promociones actualmente en marcha están incorporando todas las nuevas exigencias en materia de edificación y sostenibilidad que establece la ley, así como las últimas tecnologías; lo que encarece el producto final.

Compras al contado

Otro de los epígrafes de la estadística analiza lo ocurrido en el mercado hipotecario, al que los expertos siguen muy atentos por si se producen síntomas que anticipen alguna anomalía.

De momento, no parece que así sea. Un mes más, mayo se caracterizó porque se vendieron bastantes más casas del número de préstamos hipotecarios contratados. Frente a las citadas 51.896 viviendas vendidas, se firmaron 24.896 créditos con garantía hipotecaria para adquirir un inmueble, la inmensa mayoría casas.

De esta manera, la suscripción de hipotecas sigue creciendo a buen ritmo, del 9,3% anual, pero se contratan muchas menos que viviendas se venden, lo que asegura que el crecimiento de la actividad crediticia se mueve, por ahora, en parámetros saludables.

El capital medio prestado ascendió a 132.324 euros, lo que supuso un incremento del 1,4% anual; mientras que si se trató de otra clase de inmueble distinto de una vivienda, el importe ascendió a 203.567 euros.

Con la información incluida en las escrituras de los inmuebles que se compran y se venden, los notarios concluyeron que todavía hoy menos de la mitad de las transacciones necesitan un préstamo hipotecario para financiar la operación y solo se recurre a crédito en el 44,6% de los casos, siendo el resto compras al contado. En el caso de recurrir a una hipoteca, ésta se suele contratar por una cuantía que equivale al 75,6% del valor de tasación del inmueble, de nuevo dentro de los parámetros recomendados por el Banco de España, que desaconseja los préstamos donde se supere el 80% del valor de tasación.

Por último, los préstamos destinados a la construcción mostraron en mayo un aumento anual del 11,8%, hasta contabilizar 612 operaciones. La cuantía media de éstos se situó en 538.208 euros, que representó un alza del 18,7%. En el caso de que se tratara de la edificación de una vivienda, la cuantía media de los préstamos se incrementó un 3,1% hasta los 287.632 euros y un total de 482 operaciones.

Los préstamos hipotecarios destinados a financiar actividades empresariales experimentaron un ligero descenso anual del 0,5% después de sumar 367 transacciones; y su cuantía se incrementó un 5,9% en el año hasta alcanzar los 910.394 euros.

Archivado en:

Outbrain