X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

El Defensor del Pueblo reclama acelerar la puesta a disposición ante el juez de los detenidos

Un colegiado del ICAM logra que la institución exija un protocolo Preocupación porque se apuren sin motivo las 72 horas

El Defensor del Pueblo reclama la redacción de un protocolo que permita reducir el plazo que los detenidos pasan antes de ser puestos a disposición del juez, sin que se agote, de forma sistemática, el máximo de 72 horas que permite la ley. El pronunciamiento se ha producido gracias a la apelación a la institución realizada por el abogado Antonio Alberca Pérez, colegiado del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) y presidente de la asociación Justitia et Veritas. El letrado consideraba excesivo el tiempo de espera que algunas personas pasaban en los calabozos madrileños, incluso después de terminar los correspondientes trámites judiciales.

"Todo esto empieza porque yo, durante años, cuando iba a las comisarías no comprendía por qué los detenidos eran trasladados a la comisaría de Moratalaz en una única conducción nocturna en lugar de ser puestos inmediatamente a disposición judicial", explica Alberca. Tras descubrir que en Madrid la puesta a disposición judicial de los detenidos no estaba regulada, decidió acudir al Defensor del Pueblo para corregir esta anomalía.

En su queja, el letrado ponía de manifiesto "la vulneración del derecho constitucional a la libertad que se produce a diario con los detenidos en las dependencias de la Policía Nacional en la ciudad de Madrid", prolongándose ilícitamente la duración de su detención y demorándose la puesta a disposición ante el juez". "Una vez practicadas todas las diligencias policiales de investigación", sostenía Alberca, el detenido "no es puesto inmediatamente a disposición judicial tal y como se dispone en el artículo 17 de la Constitución, sino que debe esperar encerrado en una comisaría a veces casi un día completo".

A raíz de su queja, en octubre de 2015 la entonces Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ya formuló una recomendación a la Policía para que pusiera a los detenidos a disposición judicial en el plazo más breve posible, evitando abusar de las 72 horas que le permite la Ley.

Protocolos de colaboración

Tres años después, la institución ha resuelto recomendar a la Comisión Nacional de Coordinación de la Policía Judicial que "elabore criterios orientativos a las distintas Comisiones Provinciales para que se pueda llegar a elaborar definitivamente los protocolos de colaboración entre la Autoridad Judicial y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para la presentación de detenidos".

Para Alberca, esta recomendación pone de manifiesto "la poca implicación de las autoridades públicas con un derecho fundamental como es la libertad". La Constitución ha cumplido ya 40 años y hasta el día de hoy "no existía ni una norma, ni un acuerdo, ni una circular que especificara cuándo a una persona detenida se la tiene que poner ante el juez", afirma el letrado.

En su resolución, el Defensor del Pueblo ha tenido en cuenta un informe del Consejo General del Poder Judicial en el que se constata la falta de protocolos en esta materia a nivel nacional. Respecto a los criterios que deben seguirse en la puesta a disposición judicial de los detenidos, el CGPJ considera que "ha de respetarse escrupulosamente la legalidad vigente, la doctrina del Tribunal Constitucional y por supuesto los derechos de los detenidos".

Con esta medida, el presidente de Justitia et Veritas espera que a partir de ahora "los detenidos sean puestos lo más rápido posible delante del juez y no tengan que esperar durante días a causa de un orden organizativo que no tiene ningún sentido".

Conozca aquí todo sobre el Habeas Corpus.

Archivado en:

Outbrain