X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

ACS gana un puente colosal en Norteamérica, con 3.000 millones de inversión

El grupo español construirá y operará el paso de 2,5 kilómetros con la estadounidense Fluor La infraestructura enlazará EE UU y Canadá, comunicando las ciudades de Detroit y Windsor

El grupo español ACS ha vuelto a adjudicarse una macroconcesión en Canadá, donde diseñará, financiará, construirá y explotará el puente atirantado más largo de Norteamérica. Esta vez se trata de invertir cerca de 3.000 millones de euros en la ejecución y mantenimiento del puente Gordie Howe, llamado a conectar la ciudad estadounidense de Detroit con la candiense de Windsor.

La concesión de este paso elevado, en uno de los corredores comerciales más activos de América, tendrá una duración de 30 años. Según ha informado el Gobierno canadiense, a través de la Autoridad del Puente Windsor-Detroit (WDBA), el conglomerado que preside Florentino Pérez se ha alzado con la oferta preferente a través de la filial ACS Infrastructure, dependiente de la concesionaria Iridium, y de la constructora Dragados. Enfrente había dos consorcios, el primero de ellos liderados por SNC, Vinci y John Laing, y el segundo encabezado por Fengate, BBGI y Bechtel. Los tres grupos en liza entraron en la fase final (short list) el pasado mes de enero.

Junto a las empresas de ACS conforma el equipo adjudicatario la estadounidense Fluor, con la que comparte capital al 50%, tal y como ha informado la propia ACS ante la CNMV. Se prevé que la firma del contrato, así como el cierre de la financiación, se produzca tras el verano, y si se cumple el calendario estimado las obras comenzarán a finales de año.

Un puente para los próximos 125 años

El Gordie Howe, que se levantará con una expectativa de vida útil de 125 años, tendrá más de 2.500 metros de longitud sobre el río Detroit, que sirve de frontera a Estados Unidos y Canadá. Tendrá tres carriles por cada sentido de la circulación y del proyecto destaca el que será el vano más largo del Norte de América, con más de 850 metros sin un solo pilar en el agua.

Entre los aspectos del proyecto de ACS que han sido tenidos en cuenta por la WDBA para la selección de la oferta figuran la solidez de la estructura de financiación, el enfoque de diseño y construcción, la sostenibilidad de la infraestructura, los planes de mantenimiento o los beneficios para la comunidad. En la supervisión de las ofertas han participado 60 expertos en infraestructuras.

ACS 37,83 2,80%

Este puente era uno de los proyectos señalados por ACS cuando lanzó el plan de compra de Abertis. Entonces habló de infraestructuras por más de 200.000 millones de euros, que serían licitadas entre 2018 y 2021 bajo el modelo de colaboración público privada (PPP por sus siglas en inglés). Estas, según afirmaba la constructora, encajan en el modelo de negocio del grupo y justificaban posibles sinergias con la citada Abertis. De hecho, ese conjunto de infraestructuras  están por adjudicarse en mercados como Canadá, EE UU, Australia y Europa, donde ACS actúa como empresa local.

Archivado en:

Outbrain