El precio de los hoteles en España triplica el de Turquía

La mayor diferencia se produce en los establecimientos de tres estrellas

Una habitación en un cinco estrellas en Baleares supera los 300 euros

Una pareja de turistas en una playa de Anatolia
Una pareja de turistas en una playa de Anatolia

La llegada masiva de turistas extranjeros a España en los últimos cuatro años ha sido aprovechada por los empresarios hoteleros para elevar las tarifas que cobran por sus habitaciones y sus niveles de rentabilidad, superando incluso los niveles alcanzados previos a la crisis de 2008. Pese a que la llegada de visitantes foráneos a los principales destinos españoles se ha ralentizado en los cinco primeros meses del año y a que los destinos competidores como Grecia, Turquía o Egipto han iniciado una campaña muy agresiva de bajada de precios para recuperar turistas, los hoteles españoles no han rectificado y han mantenido precios, lo que ha generado fuertes diferencias con respecto a Turquía.

Esa es la principal conclusión del estudio elaborado por Mabrian Technologies, en colaboración Interface Tourism Space, en el que se han analizado los precios de 2.131 hoteles en cuatro zonas españolas de sol y playa (Baleares, Canarias, Costa Blanca y Costa Brava) y dos turcas (Anatolia y Marmaris). La comparación revela fuertes diferencias de precios, que son más apreciables en los establecimientos de tres estrellas y menos en los de cinco. Para la realización el estudio se han analizado búsquedas por internet para reservar viajes entre el 15 de junio y el 15 de septiembre, siempre con tres meses de antelación.

En el caso de un hotel de tres estrellas, el precio más caro entre las seis zonas comparadas se encuentra en Baleares, con 151 euros, mientras que el más barato se encuentra en Anatolia, con 40 euros. Dicho de otra forma, que el precio de un hotel de las mismas características en España triplica al de Turquía. “Respecto a 2017 no se detecta una variación significativa de los precios que se ofrecieron en temporada alta en estos destinos españoles, lo que parece indicar en que los hoteleros confían en recuperar ocupación sin necesidad de bajar los precios”, subraya el informe. De hecho, el precio medio de los hoteles de tres estrellas analizados en España, lejos de bajar, ha subido un 4%.

Las diferencias de precios son menores en los hoteles de cuatro y cinco estrellas. En el primer caso entre el más caro (Baleares, con 193 euros) y el más barato (Anatolia, con 84 euros), hay una diferencia de 129,7%, mientras que en el de cinco estrellas, la tarifa más elevada en España está en Baleares (308 euros) y la más barata está en Marmaris con 163 euros, con una diferencia entre ambas del 88,9%.

El informe va más allá de los datos de precios y analiza también los índices de satisfacción hotelera, a través de la revisión de 430.000 comentarios analizados. “Los destinos turcos ofrecen niveles de satisfacción muy competitivos, y en algunos casos, superiores a los destinos líderes españoles. Únicamente en la categoría de cinco estrellas, los destinos españoles muestran una ventaja competitiva”, remarca. En el caso de los hoteles de tres estrellas, los más valorados son los de Marmaris y en los de cuatro estrellas, Anatolia supera a Costa Blanca y Costa Brava.

 

 

Normas