X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

La gestora de fondos de Deutsche Bank lo tiene claro: la Bolsa seguirá subiendo

Su director de inversiones espera retornos de entre el 6% y el 10% en renta variable Consideran que el BCE controlará bien los repuntes en la rentabilidad de la deuda europea

Stefan Kreuzkamp, director de inversiones de DWS, la gestora de fondos de Deutsche Bank.

El actual ciclo alcista de las Bolsas mundiales es el segundo más largo de la Historia. Son muchos los inversores que ya están recomendando plegar velas en renta variable antes de que llegue la tormenta. Pero la gestora de fondos de Deutsche Bank, DWS, es optimista sobre las perspectivas de la Bolsa, y cree que aún puede dar muchas alegrías en los compases finales de este ciclo.

"Tenemos una visión positiva sobre la renta variable. Creemos que en los próximos trimestres es mejor opción de inversión que los bonos", ha explicado en una videoconferencia Stefan Kreuzkamp, director de inversiones de la firma.

La gestora DWS, que se estrenó en Bolsa hace cuatro meses como filial independiente del banco, cree que el repunte de la volatilidad que se vivió en febrero no es preocupante, sino un regreso a los niveles habituales, tras un 2017 con una volatilidad extremadamente baja.

Kreuzkamp ha recordado que la mayoría de los países del mundo están viviendo un inusual crecimiento sincronizado, con el 79% del planeta creciendo por encima del 2%. "En las principales economías no vemos ninguna señal que haga prever una recesión el año que viene. Tenemos a la zona euro creciendo casi un 2% con unos sólidos fundamentales, a Estados Unidos creciendo un 2,4% y aún pendiente de estímulos fiscales, y a China creciendo un 6,3% gracias a la fortaleza de sus datos de consumo interno", apunta.

En este contexto, DWS considera que el mercado de acciones puede revalorizarse entre un 6% y un 10% en los próximos meses. Desde la gestora reconocen que las valoraciones son ya muy exigentes, pero creen que se mantendrán estos ritmos de crecimiento si se confirman las tasas previstas de aumento de los beneficios empresariales.

Por sectores, creen que las tecnológicas seguirán yendo bien, a pesar del espectacular rally de los últimos años, y destacan también a la banca, especialmente norteamericana, que sacará provecho de las subidas de tipos que está realizando la Reserva Federal.

Sin embargo, para el mercado de bonos esperan pocos rendimientos. "El Banco Central Europeo va a saber manejar perfectamente el aumento de las primas que paga la deuda pública europea, con una reducción de las compras de bonos muy medida. Solo veremos sorpresas por cuestiones políticas, como lo ocurrido en Italia", apunta Bill Chepolis, jefe de renta fija de DWS.

En este activo, recomiendan buscar algo de rendimientos en bonos con cupón flotante, que evitan el riesgo de tipo de interés, así como una selección de bonos de economías emergentes. "La situación en Italia puede llevarnos a tomar algunas inversiones tácticas", reconocen.

El máximo resonsable de asignación de activos, Christian Hille, considera que una buena cartera para este tramo final del ciclo bursátil debería tener un 45% de inversión en Bolsa, un 40% en bonos, y un 15% en activos alternativos, como inmobiliario, infraestructuras o materias primas. 

"Es un momento bueno para las Bolsas, pero ahora hay que ser más cautos, porque hay mayores diferencias entre diferentes mercados. En general, somos más optimistas con los valores europeos y japoneses que con los de Estados Unidos, ha apuntado Hille.

Archivado en:

Outbrain