Iberia teme un 'caos' aéreo este verano por las posibles huelgas de controladores

Luis Gallego, presidente de la aerolínea, asegura que los retrasos en Madrid por control del tráfico aéreo se han duplicado respecto al año pasado

El ejecutivo ha encabezado una delegación a Francia para recibir el primero de los 16 aparatos encargados a Airbus

Nuevo A350 de Iberia.
Nuevo A350 de Iberia.

El presidente de Iberia, Luis Gallego, ha alertado hoy del "caos" que pueden ocasionar este verano en los aeropuertos las posibles huelgas de los controladores aéreos, ya no solo en Francia, sino ante una eventual huelga en España si finalmente se convocan los paros anunciados en el centro de control de Barcelona. 

En declaraciones a los medios Gallego ha mostrado su preocupación por el impacto de las continuas huelgas en Marsella, con multitud de cancelaciones y retrasos con afectación para las compañías y los pasajeros.

Gallego ha explicado que aunque el problema "más significativo" se concentra en Barcelona, dado que las huelgas en el centro de Marsella forman "un cuello de botella", el impacto se está sufriendo también en Madrid, donde Iberia no está alcanzando los niveles de puntualidad registrados
el pasado año.

Medio centenar de nuevos aparatos

Iberia ha marcado hoy un hito en su proceso de modernización. La compañía ha adquirido 56 aviones, de los que ocho A330-300 y 12 A330-200 están ya volando. Ahora llega el primero de los 16 A350-900 y restan otros 20 aviones A320Neo. De forma paralela, la aerolínea ha renovado los 17 aviones A340-600 de su flota para incorporarles las nuevas cabinas de largo radio.


"Si se comparan los retrasos en Madrid por control del tráfico aéreo del año pasado con los de ahora se han duplicado. En verano, cuando todo el mundo quiere viajar esto va a ocasionar un caos en los aeropuertos que es lo que estamos intentando evitar", ha asegurado el presidente de Iberia.

Gallego ha revelado que las aerolíneas españolas que conforman IAG han mantenido ya un encuentro con el nuevo ministro de Fomento, José Luis Abalos, para expresarle su preocupación por las huelgas de control en Francia --que afectan al 50% de los vuelos de Vueling--, y cuyo impacto se extiende a Madrid,

"Le hemos manifestado que estamos aquí para ayudar pero que tenemos un problema importante sobre la mesa a corto plazo, que tenemos que tratar de resolver. Y en verano, cuando todo el mundo quiere viajar esto va a ocasionar un caos en los aeropuertos que estamos intentando evitar",
ha afirmado Gallego.

Pese a estas circunstancias, Gallego ha afirmado que la compañía "no está apreciando una debilidad" en la demanda de billetes y que las reservas de cara al verano están en la línea de lo esperado, si bien ha recordado que Iberia no suelen detallar porcentajes de ocupación estimados. Gallego tampoco se ha mostrado preocupado por que un aumento del precio del combustible pueda alterar el ritmo de crecimiento acelerado que Iberia quiere alcanzar, por lo que mantiene sus previsiones de aumentar un 8% su oferta anual.

Gallego hizo estas declaraciones tras dirigir a una delegación de directivos y empleados de Iberia ha recibido hoy en la factoría de Airbus en Toulouse (Francia) el primer A350-900 de un paquete de 16 que irán llegando a la compañía hasta 2021. Estos modelos de nueva generación están dirigidos a modernizar la flota, en la que sigue habiendo A340 de cuatro motores, y ampliar la oferta de larga distancia de la aerolínea de IAG.

“Este avión es un símbolo de todos los cambios que estamos poniendo en marcha en Iberia”, ha subrayado el presidente de Iberia, Luis Gallego, durante la ceremonia de entrega, “en los años pasados nos hemos transformado por la supervivencia; ahora nos estamos transformando por la excelencia. Y este avión representa perfectamente ese cambio de ciclo en el que estamos”. Junto a Gallego han participado en el acto el consejero delegado de Airbus, Thomas Enders, así como el director del Proyecto XWB de Rolls-Royce Engines, Gareth Davis.

El que ya es el mayor aparato de Iberia, bautizado con el nombre de Plácido Domingo, presenta aerodinámica y estructuras mejoradas. Iberia ha explicado que se trata del modelo más silencioso y eficiente del mercado, con un consumo un 25% por debajo del de sus comparables. De hecho, en el vuelo de estreno entre Toulouse a Madrid se va a utilizar una mezcla de biocombustible.

Estreno con vuelos cortos

El alcance del nuevo avión de Iberia es de 14.900 kilómetros, pero sus tripulantes sumarán las primeras horas de vuelo a sus mandos en operaciones entre Madrid y las capitales de Londres y París a partir del 20 de julio. Ya el 4 de agosto el A350 de Iberia comenzará a volar en la ruta Madrid-Nueva York.

Entre los principales avances que incluye el último modelo de la aerolínea española figuran un mayor porcentaje de material compuesto (el 70% de la estructura está hecha de materiales como fibras de carbono y de vidrio, titanio y una aleación de aluminio) y un nuevo diseño de elementos como las alas o los marcos de las ventanas. El tren de aterrizaje se ensambla reforzado, permitiendo el despegue con un peso máximo de 280 toneladas. En cuanto a los motores, Rolls-Royce Trent XWB, tienen 84.000 libras de empuje cada uno, y la configuración del avión permite transportar hasta 348 pasajeros: 31 en clase Business, 24 en su nueva cabina Turista Premium y 293 en clase Turista.

Otras mejoras afectan a un mayor espacio para los pasajeros y capacidad extra para los equipajes de mano. Como sucede ya en el resto de la flota de largo radio de Iberia, cada asiento va equipado con pantalla, conectores de recarga y wifi. Las ventanillas son panorámicas y el avión dispone de siete zonas de control de temperatura.

 

Normas