X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Los despachos se unen por una buena causa: llega el Rock & Law 2018

La recaudación se destinará a la Asociación Debra-Piel de Mariposa, que apoya a los que sufren esta enfermedad rara Participan once bufetes y un grupo de abogados del Estado

Imagen del Rock & Law 2017 celebrado en Barcelona.

Grandes firmas legales nacionales e internacionales con presencia en España se reúnen el jueves 5 de julio, a partir de las 20.30 horas, en el Autocine Madrid RACE para celebrar el Rock & Law 2018.

En una apuesta por la responsabilidad social corporativa colaborativa, los despachos que intervienen suman sus ganas y su talento para movilizar a gran parte del sector legal por una causa benéfica. Este concierto solidario, promovido por la Fundación Clifford Chance, la Fundación Cuatrecasas, la Fundación Fernando Pombo, la Fundación Garrigues y la Fundación Profesor Uría, llega este año a su octava edición.

En esta ocasión, el evento, que será presentado por el periodista Toni Garrido, contará con la participación de once despachos y un grupo de abogados del Estado. Las bandas que actuarán son: Control de Cambios, de CMS Albiñana & Suárez de Lezo; Imperio de la Ley, de Abogados del Estado; Members of the Bar, de Allen & Overy, Ashurst, Baker McKenzie, Clifford Chance y Freshfields; Mind the Ga&P, de Gómez Acebo & Pombo; Punto G, de Garrigues; Rocking Houses, de Cuatrecasas; The Loitte Band, de Deloitte Legal, y Tipos de Interés, de Uría Menéndez.

Origen

La idea original de este festival de rock surgió en Lisboa en 2009; un año más tarde, Madrid se sumó a esta iniciativa, que desde 2015 se celebra alternativamente en Barcelona y Madrid. Cada año, los despachos participantes dejan de lado la competencia que rige su actividad habitual, como señalan desde el comité organizador, y apuestan por "juntarse en un ambiente festivo en el que predomina el buen rollo, las ganas de pasarlo bien y de ayudar a un fin solidario".

En esta edición la recaudación se destinará a la Asociación Debra-Piel de Mariposa, cuyo objetivo es apoyar y mejorar la calidad de vida de quienes sufren esta rara enfermedad y sus familias. A la hora de escoger la fundación o asociación con la que colaboran en cada edición, los organizadores señalan que "priorizan aquellos relacionados con la infancia y con las personas más desfavorecidas y que, además, no dispongan de grandes recursos para la promoción y la captación de fondos". Como, por ejemplo, la Fundación Prodis para personas con discapacidad intelectual en 2015 o la Fundación CRIS Contra el Cáncer en 2016.

En el Rock & Law del año pasado, que tuvo lugar en Barcelona, el proyecto de Centros de Neurorrehabilitación de la Fundación Esclerosis Múltiple (FEM) fue el beneficiario de la recaudación más alta de la historia de esta iniciativa benéfica, 71.000 euros.

Unos fondos que se consiguen por dos vías. Por un lado, por lo que se ingresa por la venta de entradas, cuyo precio es de 25 euros para la normal y 75 para la vip, y que pueden adquirirse a través de la web de www.rockandlaw.org.

Y, por otro, gracias a las aportaciones de los patrocinadores, algunas de ellas económicas y otras mediante su trabajo en la promoción del evento o en la cesión de comida y bebida para vender en el concierto. "Sin ellos, probablemente la iniciativa no se habría repetido año tras año", reconocen desde la organización.

Sin rivalidades

Por supuesto, también es importante que haya varios despachos involucrados en el proyecto para así conseguir atraer una mayor audiencia. "Lo más importante del Rock & Law es que se trata de un evento donde los despachos nos olvidamos de nuestras propias individualidades y aunamos fuerzas para organizar un concierto solidario donde la prioridad es conseguir la mayor recaudación posible", afirman los bufetes participantes. En las anteriores ediciones congregaron entre 2.000 y 3.000 personas, "algo imposible de alcanzar para una sola banda, ya que la mayoría de asistentes son los propios abogados de los despachos organizadores y sus clientes" apuntan.

Los propios abogados de las firmas implicadas en el evento destacan que se trata, además, de una oportunidad de coincidir con compañeros de promoción y colegas de otros despachos, en un ambiente más distendido, disfrutando de música en directo. Asimismo, para las bandas que actúan, los ensayos, los bolos de preparación y los encuentros rockeros que derivan de la organización del concierto hacen que se convierta "en una de esas cosas importantes en tu día a día que te alegran la vida".

Archivado en:

Outbrain