X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Operaciones »

La Tagliatella retrasa su debut en la Bolsa española a la vuelta del verano

AmRest, que ya cotiza en Varsovia, corrige un 15% desde el récord El plan inicial era realizar su estreno a finales del mes de junio

Uno de los restaurantes de La Tagliatella.

La multinacional AmRest, propietaria de la cadena de restaurantes La Tagliatella, sigue trabajando en su estreno bursátil en España. Pero, salvo sorpresa, se estrenará en el mercado a la vuelta del verano. La actual ventana para salir concluye a mediados del mes de julio y aún no están todos los papeles necesarios. Su objetivo inicial era debutar a final de mes.

La operación no tiene riesgo de mercado pues es un listing. Es decir, no existe una colocación expresa de títulos, ni nuevos ni antiguos. Y además AmRest cotiza ya en la Bolsa polaca.

El pasado 6 de junio, la compañía aprobó la puesta de largo en el mercado español, como publicó CincoDías el 19 de febrero. Previamente, había trasladado su domicilio social a Pozuelo de Alarcón (Madrid) desde Breslavia (Polonia). El proceso, pese a que es más rápido que el requerido por una colocación clásica, necesita además la aprobación del consejo de administración.

Los bancos encargados de ejecutar la operación tienen que bloquear las acciones en origen –la Bolsa de Varsovia– para ponerlas a disposición de los inversores que prefieran comprarlas en España. Igualmente, la empresa ha de preparar el pasaporte que debe enviar a la CNMV. Y además tienen que ejecutar el desdoblamiento (split, en la jerga) de las acciones de diez a una con el fin de promover su liquidez.

Desde AmRest señalan que nunca ha habido un calendario oficial para salir en España. Es más, la compañía se ha dado un plazo amplio para llevar a buen puerto su estreno en España: cuenta hasta junio del próximo año. Los títulos de AmRest serán intercambiables en ambos mercados, pues la intención del gigante de la restauración en Europa es mantener su negociación en la Bolsa de Varsovia.

AmRest cotiza desde abril de 2005, y a mediados de mayo alcanzó su récord a 515 zlotys por acción, con lo que su capitalización rozó los 11.000 millones de zlotys (cerca de 2.600 millones de euros). Desde entonces ha cedido en torno a un 15%.

La compañía, con un capital que cotiza libremente (free float) de más del 24%, está participada mayoritariamente por el grupo mexicano Finaccess, controlado por el magnate mexicano Carlos Fernández González, que desembarcó en la empresa que preside Henry McGovern en agosto de 2015. Entonces compró al fondo de capital riesgo Warburg Pincus alrededor del 32%. Un año más tarde lanzó una opa que elevó su participación por encima del 56%. También están dentro del capital las aseguradoras Nationale-Nederlanden (5,2%) y Aviva (3,3%).

AmRest llegará a la Bolsa española con un plan de crecimiento en la recámara. Está abierta a compras y, de hecho, pujó por la cadena de hamburgueserías Goiko Grill, si bien fue el fondo de capital riesgo de Louis Vuitton (LVMH), L Catterton, el que se hizo con la empresa. El grupo está tan centrado en el crecimiento que no reparte dividendos. Al margen de las potenciales adquisiciones, la compañía prevé realizar más de 300 aperturas durante 2018.

La facturación de AmRest creció un 30,8% en el primer trimestre del año, hasta los 347,4 millones, gracias en parte a la adquisición de las cadenas Pizza Hut y KFC en Alemania y Francia, 22 restaurantes KFC en Rusia y Pizzaportal.pl.

El beneficio operativo bruto (ebitda) de AmRest fue de 33,7 millones de euros, un 24,4% más que hace un año, mientras que su resultado neto subió un 7,6%, hasta los 5,1 millones. Su deuda neta se situó a cierre de marzo en 354 millones. El consenso de Reuters fija su precio objetivo en 460 zlotys, con un 86% de recomendaciones de compra.

Archivado en:

Outbrain