Sánchez descarta reformar el sistema de financiación autonómica esta legislatura

El presidente admite que en dos años no dará tiempo a abordar un proyecto así

A cambio, asegura que habrá mejoras para cada comunidad autónoma

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez, durante su intervención en la sesión del pleno del Senado celebrada este martes en Madrid.
El presidente del Gobierno Pedro Sánchez, durante su intervención en la sesión del pleno del Senado celebrada este martes en Madrid. EFE

Frente al aluvión de compromisos que está adquiriendo el nuevo Gobierno en los primeros días de su mandato, este martes llegó el primer jarro de agua fría. El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, admitió en la primera sesión de control del Senado a la que se sometía que en lo que resta de legislatura no podrá acometer la reforma del sistema de financiación autonómica.

El anuncio causó verdadera sorpresa y decepción entre la mayoría de los grupos de la Cámara Alta, ya que esta iniciativa se había situado como una de las prioritarias en la lista de tareas que tiene por delante el Gabinete de Sánchez.

El presidente aludió como única explicación a este descarte la falta de tiempo para abordar un proyecto de esta envergadura. Sin embargo, lo cierto es que para que una reforma de la financiación autonómica llegue a buen puerto y sea estable en el tiempo, necesitará contar no solo con el apoyo de una mayoría parlamentaria suficiente, sino también con el respaldo del PP, principal grupo de la oposición.

Tanto es así, que todavía durante el Ejecutivo de Mariano Rajoy, el entonces ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, llegó a ofrecer al PSOE para sacar adelante los presupuestos de este año iniciar ya la negociación del nuevo sistema de financiación autonómica.

El entonces titular de Hacienda argumentó que, si existía la voluntad política suficiente, la reforma podría completarse en cuestión de meses. Además, hay que recordar que abordar el difícil melón de cómo ampliar la participación de las comunidades autónomas en la cesta de impuestos estaba considerada como una de las vías para empezar a encauzar las deterioradas relaciones entre el Gobierno central y la Generalitat de Cataluña.

A cambio de dejar esta reforma para más allá de 2020, Sánchez ofreció este martes la posibilidad de negociar con cada una de las comunidades mejoras que les permitan incrementar su capacidad de financiación... ahí es nada.

Así, Sánchez descartó llevar a cabo una reforma en profundidad del actual sistema en respuesta a una pregunta de la senadora de Coalición Canaria María del Mar del Pino Julios sobre el compromiso del nuevo Ejecutivo con la agenda canaria. El presidente se comprometió a actualizar del estatuto de autonomía de las islas para antes de final de año.

La era del diálogo bilateral

Asuntos pendientes. Ardua tarea tiene por delante el nuevo Ejecutivo después de oír este martes a Pedro Sánchez comprometerse en el Senado a entablar “diálogos bilaterales con todos y cada uno de los Gobiernos autonómicos para desencallar los asuntos pendientes”, y debatir en el Senado la financiación autonómica, la cooperación entre comunidades autónomas y también la del Estado con éstas. Será, sin duda, un reto para dos ministras de su equipo: la de Hacienda, María Jesús Montero; y la de Política Territorial, Meritxell Batet.

Normas