Chema González (Asotur): “Si Carmena ilegaliza la actividad, acudiremos a los tribunales”

“No somos los responsables de la subida del precio del alquiler. Solo suponemos el 10% de las casas”

José María González, Presidente de ASOTUR.
José María González, Presidente de ASOTUR.

González habla con conocimiento de causa, ya que lleva metido en el negocio del alquiler profesional de apartamentos y viviendas para turistas desde 2012, casi coincidiendo con la eclosión del negocio de Airbnb en España. Fundo en Reino Unido Alterkeys, una startup especializada en apartamentos vacacionales en Europa que llegó a contar con una red de más de 100.000 viviendas en tres años. En 2015, el hotelero Enrique Sarasola adquirió Alterkeys para integrarlo dentro de Bemate y González entró a formar parte de la empresa. El espíritu emprendedor le ha llevado a seguir invirtiendo en otros proyectos como Alterhome, especializada en gestión de alquileres para particulares, del que es fundador y consejero delegado. González ha sido nombrado presidente de la Asociación de Gestores de Apartamentos Turísticos y Vacacionales de Madrid (Asotur) en un contexto en el que autonomías y municipios están sacando legislaciones restrictivas contra el alquiler vacacional para tratar de frenar el éxodo de los vecinos a las afueras o la subida del precio de los alquileres.

Llega a la presidencia de la patronal de viviendas turísticas de Madrid en un momento en el que el ayuntamiento planea una legislación restrictiva para profesionales y particulares. ¿Cómo lo valora?

Somos una asociación de profesionales, pero no hemos dicho ni nunca diremos que solo lo puedan ejercer los profesionales. Lo que queremos es que se haga de forma correcta. Hay particulares muy buenos y profesionales muy malos. El ayuntamiento gobernado por Manuela Carmena está elaborando una norma (aún está en tramitacion), en la que puede alquilar 90 días sin casi ninguna restricción. ¿Qué calidad va a tener el servicio? La prestacion de un mal servicio nos va a hacer sufrir a todos, tanto buenos como malos actores. Y en el caso de los profesionales prohíbe la oferta a través de dos vías. La primera es una moratoria temporal de licencias y la segunda estableciendo la obligatoriedad de que los apartamentos que se alquilen tengan acceso independiente a la calle y esos requisitos no los va a cumplir nadie.

Si finalmente no se modifica la norma y se ilegaliza la oferta, ¿qué pasos seguirán?.

Cualquier empresario que haya acometido una inversión para mejorar los pisos que alquila se encontrará con una decisión que le prohibe ejercer su actividad y eso me parece muy injusto. Veremos que pasa durante la tramitación. Nuestro animo no es ser beligerante ni litigar. Si nos ponen contra la espada y la pared tendremos que utilizar las armas que tenemos para defendernos. Si Carmena ilegaliza la actividad, tendremos que defendernos en los tribunales.

Muchos ayuntamientos acusan al fenómeno de las viviendas turísticas de ser responsable directo de la subida del precio del alquiler en las ciudades más turísticas. ¿Comparte esta valoración?

El Ayuntamiento de Madrid, al igual que otros, tiene buen espíritu y está tratando de enfrentarse a un problema como el encarecimiento del alquiler. Pero están atajando un problema con una solución que no es la adecuada. La vivienda turística no es la responsable de la subida del precio del alquiler. En Madrid se ponen en el mercado cada año unas 200.000 viviendas y en el sector turístico solo hay 10.800, de las cuáles 6.000 están en el centro histórico. ¿Cómo puede afectar solo el 10% al resto? Lo que ha propiciado ese incremento es un cúmulo de factores. Cada vez hay más turistas, la tendencia de acceso a la vivienda pasa en la actualidad por alquilar y no comprar, el acceso a las hipotecas es cada vez más complejos y los salarios son más bajos. A eso hay que añadirle que el valor de las casas se ha apreciado y que el precio de vivir en el centro de Madrid, si se compara con otras capitales europeas, es más bajo y va a seguir subiendo a corto plazo.

Normas