X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

España se alinea con los partidarios de elevar al 35% el objetivo de renovables

La nueva ministra entierra las posiciones de Nadal a favor de las fuentes de energía tradicionales

El endurecimiento de los objetivos obligará a España a doblar su producción ecológica

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, a su llegada al consejo de Energía de la UE de este lunes en Luxemburgo. EFE/ Julien Warnand

España cambia de bando y desde este lunes se alinea con los partidarios de endurecer los objetivos de energía renovables y de eficiencia energética, fijados por la Comisión Europea en un 27% para 2030.

"Creo que las posiciones defendidas en el Parlamento Europeo son, quizá, las más solventes, con un objetivo del 35% en renovables y del 35% en eficiencia", ha señalado en Luxemburgo la ministra española para la Transición Energética, Teresa Ribera, momentos antes de asistir a su primer Consejo de ministros de Energía de la Unión Europea.

Ribera también ha secundado la propuesta del Parlamento, en la que el eurodiputado socialista José Blanco es uno de los ponentes, de prohibir cualquier restricción al autoconsumo energético, como el llamado "impuesto al sol" o peaje a los productores individuales por su conexión a la red defendido por el anterior Gobierno español.

"España deja de ser un lastre y se alinea con aquellos países que tienen vocación de progreso, vocación de futuro", ha asegurado Ribera, dando un giro que coloca a la delegación española en posiciones cercanas a las encabezadas por la Francia de Emmanuel Macron.

París también cambió el nombre del ministerio (por el de Transición Ecológica) y colocó al frente a un reputado ecologista como Nicolas Hulot. La tendencia se repite en otros países, como Luxemburgo, que acaba de nombrar secretario de Estado de Desarrollo Sostenible a Claude Termes, hasta ahora destacado europarlamentario (del grupo de los Verdes) en la tramitación del paquete de energía.

La ministra entierra así los postulados defendidos por el anterior titular, Álvaro Nadal, que militaba en el bando más reacio a la modernización del sector energético, chocando incluso con el actual comisario europeo de Energía, Miguel Arias Cañete

El cambio de posición de España llega en plena negociación entre el Consejo y el Parlamento sobre la propuesta inicial de la Comisión. Y da alas a los países que secundan una transición más rápida hacia las nuevas energías frente a los que, como Polonia, defienden el mantenimiento del carbón.

Ribera, sin embargo, no ha concretado el objetivo que defenderá. Y ha preferido reservarse la baza. "Vamos a ver cuánto más se puede mover esta posición", ha señalado. Fuentes diplomáticas apuntan que España se conformaría con un 34% en renovables y un 35% en eficiencia.

Pero la ministra apunta que, en todo caso, debe introducirse una cláusula de revisión para, previsiblemente, endurecer los objetivos a medida que avance la tecnología durante la década de 2020 y que se abarate la producción de electricidad con fuentes alternativas.

El Parlamento no solo desea elevar al 35% el objetivo de renovables sino también introducir objetivos nacionales, que la Comisión Europea suprimió. Para España, el objetivo a alcanzar sería del 36%, lo que obligaría a doblar el porcentaje actual de electricidad procedente de energías renovables.