X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Ampliar Heathrow puede beneficiar solo a Londres

La expansión del aeropuerto de Ferrovial pretende aumentar los vuelos domésticos

Un avión aterrizando en el aeropuerto de Heathrow, cerca de Londres (Reino Unido).

El valor de un Heathrow ampliado para el resto de Reino Unido es vago. El aeropuerto más concurrido de Europa, propiedad de Ferrovial, el fondo soberano de Qatar y el de China, parece listo para construir una pista de aterrizaje de 16.000 millones de euros tras recibir el visto bueno del Gobierno británico el martes. Los planes para desactivar algunos de los puntos más controvertidos del plan parecen más difíciles de cumplir.

Los ambientalistas, los londinenses ricos y los diputados conservadores que llevan dos décadas tratando de evitar la expansión de Heathrow tienen algo de consuelo. La primera ministra, Theresa May, ha supeditado su apoyo a unos objetivos estrictos en materia de calidad del aire y a la prohibición de vuelos nocturnos. Pero la forma de apaciguar al otro gran grupo de críticos –residentes en Reino Unido que no viven en Londres– parece menos segura.

Por ahora, el plan es entregar gratuitamente el 15% de las codiciadas franjas horarias de aterrizaje de la nueva pista, a cambio de los compromisos de las aerolíneas de volar a ciudades como Manchester y Edimburgo. Pero las aerolíneas todavía están por llenar sus asientos e ingresar más allá de los costes. Virgin Atlantic, de Richard Branson, se vio obligada a cerrar su aerolínea nacional Little Red en 2014. Los pasajeros no la utilizaban para conectarse a sus más rentables rutas de larga distancia.

Las tasas e impuestos crean barreras de entrada. Heathrow incluye una tasa de aterrizaje de unas 20 libras por cliente, un 25% más alta que la de Gatwick, y la de despegue es la más alta de Occidente: 13 libras. Si una aerolínea quiere hacer una ruta de Londres a Glasgow y viceversa, debe pagar un doble impuesto de 26 libras y 20 libras de cargos por cliente.

Las aerolíneas baratas como Easyjet podrían venir al rescate. La compañía ha absorbido pasajeros de competidores en dificultades como Air France KLM. Sin embargo, para que su debut en Heathrow sea viable, necesita asegurarse una proporción significativa de franjas horarias de aterrizaje y apartarse de su modelo de tarifa promedio de 58 libras. Si eso no funciona, los vuelos regionales serán castigados. Y aquellos que dijeron que la expansión de Heathrow solo beneficiaría a Londres tendrán razón.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Archivado en:

Outbrain