X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Borrell: Un veterano para dar dimensión europeísta

Su elección para Exteriores busca acallar críticas por el apoyo soberanista en la moción

Las próximas cumbres de la UE y la OTAN, grandes citas internacionales de Sánchez

Josep Borrell, expresidente del Parlamento Europeo (PE) y exministro español de Obras Públicas. EFE

Josep Borrell es probablemente el fichaje con más experiencia política y de Gobierno del nuevo consejo de ministros diseñado por Pedro Sánchez. Su nombramiento como ministro de exteriores recupera para la primera línea a un exministro y expresidente del Parlamento Europeo y a un veterano del partido socialista, uno de los pocos que en su momento apoyaron a Sánchez en su aspiración al liderazgo del partido y que recientemente se ha destacado por su frontal rechazo al independentismo catalán.

Nacido en La Pobla de Segur, Lleida, en 1947, su intervención en la multitudinaria manifestación por la unidad de España que siguió al referéndum del 1 de octubre lo ha convertido en un referente de la oposición al independentismo en el PSC y en una de las voces más críticas contra el secesionismo. Su elección para la cartera de Exteriores es por tanto un claro gesto de Sánchez con el que aplacar las críticas de quienes le acusan de haber hecho concesiones a los partidos independentistas a cambio de su apoyo en la moción de censura.

Para Carles Puigdemont, el nombramiento de Borrell queda muy lejos de ser cualquier gesto de entendimiento y aseguró desde Berlín que significa rescatar perfiles que han contribuido a la “escalada del odio”. El independentismo catalán va a ser uno de los frentes del nuevo ministro de Exteriores, que abordará la tarea de neutralizar cualquier intento del separatismo de dar dimensión internacional a su causa.

La Cumbre Europea del 28 y 29 de junio y la de la OTAN en julio serán las primeras citas internacionales de Sánchez

Con Borrell, el Ejecutivo de Sánchez envía también un mensaje de vocación europeísta. El próximo ministro de Exteriores fue presidente del Parlamento Europeo entre 2004 y 2007. Su conocimiento del entorno comunitario, junto al de la nueva titular de Economía, Nadia Calviño, servirán a Sánchez de primer aval con el que preparar la cumbre de la UE del 28 y 29 de junio, que va a tener una vital importancia para definir la ambición del actual proyecto europeo en cuestiones clave como la unión bancaria y la mutualización de la deuda, especialmente sensibles para la economía española. España está aún en el denostado saco de la periferia cuando surgen episodios de inestabilidad en la zona euro como el protagonizado por Italia la semana pasada.

Esa cumbre será además la de la puesta de largo de Sánchez en el plano internacional y la ocasión para despejar cualquier duda ante sus homólogos europeos sobre el compromiso español con el euro y la estabilidad presupuestaria. La siguiente gran cita en política exterior será la cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN que se celebrará en Bruselas el 11 y 12 de julio, en la que se verán por primera vez el nuevo presidente español y el estadounidense, Donald Trump, que promete exigir a Europa mayor gasto en Defensa.

Con anterioridad a su paso por el Parlamento Europeo, Borrell acumuló un largo bagaje de gobierno y también de responsabilidad en el PSOE. Fue ministro de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente con Felipe González entre 1991 y 1996 y antes ocupó durante 8 años la secretaría de Estado de Hacienda. Además, ganó ante Joaquín Almunia las primarias del PSOE en 1998, aunque un año después renunció como candidato a la presidencia.