Ardian y Pamplona Capital se interesan por Iberconsa, el primer competidor de Pescanova

Cinven y CVC han decidido no presentar oferta

Portobello valora la compañía en 600 millones para su venta

Ardian y Pamplona Capital se interesan por Iberconsa, el primer competidor de Pescanova

Avanza el proceso de venta de Iberconsa, el principal competidor en España de Pescanova en la producción de pescado congelado. Portobello, su actual accionista de control, ha contratado al banco de inversión Nomura para sondear la venta el mercado para la venta de la compañía, según publicó CincoDías el 9 de abril. Y ahora ha recibido las primeras muestras de interés de los fondos.

Por el momento, fuentes próximas a la operación indican que dos private equity han mostrado su interés por la compañía, Ardian y Pamplona Capital. Estas mismas fuentes también indican que CVC y Cinven estudiaron la operación, pero han decidido abandonar la puja,

El proceso de venta, eso sí, se encuentra en un proceso aún preliminar. Y el interés de los fondos es aún solo eso, un mero interés. Aún no hay ningún tipo de oferta vinculante, si bien los asesores tienen ya listo el libro de venta.

Ardian es un fondo francés, tradicionalmente especializado en infraestructuras, que cuenta con oficina en España desde 2015 y recientemente se llevó el gato al agua en una de las operaciones más disputadas Adquirió la compañía de pan congelado Berlys por unos 450 millones de euros para fusionarlo con Bellsorá y crear el tercer gran operador español. También pujó por el vivero Planasa, que finalmente acabó en manos de Cinven. Su experiencia en el pan congelado le hace ganar enteros frente al resto.

Por otro lado, Pamplona Capital ha levantado más de siete millones en cinco fondos desde su fundación en 2005. Su última adquisición fue la norteamericana Bake Mark, especializada en la producción de ingredientes de pastelería. En su portfolio cuenta con compañías del sector sanitario (Nthrive o Privia), funerario (OGF) o ingenierías (KGA).

Portobello adquirió el 55% de las acciones de Iberconsa en 2015. Compró el 25% que la compañía tenía en autocartera, por 28 millones de euros, y también un 30% en manos de las familias fundadoras.

Entonces valoró el grupo en unos 120 millones, según figura en las cuentas de la compañía de 2016, las últimas depositadas en el Registro Mercantil. Ahora pretende venderla por unos 600 millones, unas 10 veces los 60 millones de ebitda con los que cerró en 2017, según fuentes del mercado. Una cifra con la que también estarían cómodas las familias vendedoras. Retienen el 45% y preparan también la venta.

El presidente de Iberconsa es David Ramos que controla el 15% de la firma a través de Barcial Inversiones, y también están presentes Carmen Martínez Costas (7,87%), Eva María Rodríguez (7,5%), Udra Investment (7,5%), sociedad del consejero delegado de la pesquera, Alberto Freire, así como Daniel Camaselle Martínez (3,57%) y su hermana Déborah (3,56%).

Portobello inicia así el proceso de desinversiones en su tercer fondo, con 375 millones. A través de este vehículo, registrado en la CNMV en junio de 2014, cuenta con participaciones en ocho compañías además de Iberconsa.

Normas