X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

En la cancha y también en el campus

El deporte rey cuenta con casi una veintena de títulos propios que ofrecen la preparación específica que requieren los nuevos perfiles

Zinedine Zidane (izquierda) y Emilio Butragueño, durante un acto celebrado en la Escuela Universitaria del Real Madrid.

Ni solo es cuestión de táctica, ni es del entrenador de quien depende todo. El fútbol es mucho más, y aparte, como en todo gran negocio —y este, sin país que se le resista, mueve miles de millones en todo el mundo—, conforme crece, van surgiendo nuevas necesidades y mayores exigencias, incluidas las académicas.

Mucho han cambiado las cosas en el deporte en general desde que en 1961 se rompiera el hielo con la creación del Instituto Nacional de Educación Física (INEF) para la formación del profesorado de la materia y de los entrenadores deportivos. Y desde que 20 años después se estableciera el título de licenciado en Educación Física. “Una evolución lenta hasta que las cosas han ido cogiendo ritmo. Sin embargo, hoy la formación de los profesionales de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (CAFD) está normalizada, con 45 universidades españolas que ofrecen estos estudios y un gran equilibrio entre públicas y privadas (24 y 21, respectivamente)”, apunta Fernando del Villar, coordinador del grado en CAFD de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y presidente de la Asociación Española de Ciencias del Deporte.

Del Villar reconoce que “en cuestión de fútbol ha sido distinto”. En los últimos años solo se ha incluido como asignatura específica en algún programa. La oferta que hay ahora de másteres especializados es bastante reciente, y en cualquier caso “hablamos de propuestas no habilitantes, porque no son oficiales, sino para la adquisición de conocimientos”. Y explica: “Entre otras razones, porque en torno al entrenador han surgido otras figuras que le complementan (como el técnico en preparación física; el readaptador, que trabaja con los jugadores lesionados, o la del analista, que revisa vídeos y jugadas) y que necesitan este tipo de capacitación. La demanda está cambiando muy deprisa, por eso federaciones y organismos relacionados con el fútbol vienen buscando colaboración, y viceversa, para complementar lo académico y lo puramente deportivo”.

Como referente, el máster en Dirección de Fútbol de la Escuela Deportiva del Real Madrid y la Universidad Europea es “el primero en el mundo que se planteó para dirección de canteras, que lleva ocho años impartiéndose y destacando en todos los rankings”, tal y como explica su director, David Viejo. “Este es el quinto año que nos consideran el mejor máster de la escuela, que cuenta con una oferta de 14 propuestas, y en el ranking universal de estudios de gestión deportiva estamos en la posición número 11 de todo el mundo, lo cual tiene mucho mérito porque competimos incluso con varios MBA”.

Cantera y metodología

En cada curso, 25 alumnos (de un total de unas 70 solicitudes previamente filtradas) son seleccionados para aprender los conocimientos y herramientas necesarios que permiten desempeñar las funciones del director de cantera, del departamento de metodología, de captación o de cualquier ámbito de un club de fútbol. “Conocer de primera mano a jugadores y profesionales prestigiosos, así como pisar las sedes de los clubes que consideramos casos de éxito, son alicientes importantes. Por eso es lógico que no haya títulos oficiales relacionados con estos estudios. Si las clases las tuvieran que dar doctores, resultaría demasiado académico y no estaría tan pegado a la realidad. Y este es el tipo de producto que gusta y que se busca. Lo tenemos comprobado, no es cuestión de una marca, eso no dura, sino de un resultado final y una forma de hacer las cosas”, afirma Viejo.

Prueba de ello es que, en contra de lo que se podría pensar, no todos los alumnos que eligen la Universidad Europea son del Real Madrid. “Vienen muchos extranjeros, dado el reconocimiento que tiene nuestro fútbol, sobre todo en Latinoamérica, y como curiosidad este año se han matricu­lado tres catalanes; luego es obvio que no hay un perfil tipo ni lo pretendemos”, aclara el director.

Como novedad, a principios de año se presentó LaLiga Business School, una iniciativa de la patronal del fútbol español en asociación con la Universidad Rey Juan Carlos y el Centro de Estudios Garrigues que contará con tres programas formativos cuyo primer ciclo se iniciará de octubre de 2018 a junio de 2019: un MBA y dos másteres, uno en Derecho aplicado al Fútbol Profesional y otro en Dirección, Metodología y Análisis en el Fútbol. “Queremos cubrir todos los rangos profesionales de esta industria, la gestión y lo que yo llamo césped. El fútbol crece y se transforma, y LaLiga, como actor principal, quiere y debe hacerlo con él, partiendo de nuestra ventaja competitiva y buscando el talento, el capital humano y la pasión. Se necesitan mejores profesionales para maximizar beneficios, vender patrocinios y dimensionar empresas, pues hablamos de una actividad que genera un 3% del PIB”, explica José Moya, director del proyecto.

El Instituto de Empresa de Madrid también prepara su iniciativa para contribuir a profesionalizar el fútbol y todo indica que más centros de enseñanza superior podrían animarse también. La tendencia está en plena ebullición, pero ¿hay mercado para tantos?, se pregunta David Viejo. “El universo de trabajo es el que es, por mucho que surjan nuevos perfiles. Quizás el futuro pase por que venga más gente de otros países”, reflexiona.

Archivado en:

Y además:

Outbrain