X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

La banca quiere que sus empleados salgan del armario

La gestora Fidelity ha instalado baños de género neutro en su sede de Londres Ya hay fondos que invierten solo en compañías que favorecen la diversidad sexual

Desfile del Orgullo Gay en Londres, con uno de los autobuses patrocinado por Barclays Bank.

Oli Shakir-Khalil es el director de inversiones en mercados emergentes de la gestora de fondos Fidelity International y trabaja en la City de Londres, el corazón de las finanzas europeas. Vivió un calvario en la anterior empresa en la que trabajaba, al sentirse discriminado por su orientación sexual. Hasta llegó a intentar suicidarse.

Ahora, tras salir del armario, se ha convertido en un referente para el respecto de la diversidad sexual en Fidelity. Para concienciar sobre lo difícil que resulta trabajar en un entorno que te juzga y te margina por tu orientación o identidad sexual, este gestor de fondos ha contado su historia en varias conferencias, retransmitidas en directo para varios centenares de compañeros de toda Europa.

Oli Shakir-Khalil, director de inversiones en mercados emergentes de la gestora de fondos Fidelity International.

El grupo Fidelity, para proteger diferentes orientaciones e identidades sexuales, ha implantado baños de género neutro en su cuartel general de Londres. Consiste en un baño único, para todo el personal, con cubículos individuales. Así los empleados transgénero no tienen por qué sentirse incómodos al entrar en el baño de hombres o de mujeres. La gestora también ha puesto en marcha un teléfono de denuncias para casos de acoso. Su compañía gemela en Estados Unidos, Fidelity Investment, se posicionó hace un año en contra de la propuesta legislativa del estado de Texas para obligar a los alumnos transexuales a utilizar el baño correspondiente al género con el que habían nacido.

Cada vez son más las gestoras de fondos y los bancos de inversión que se quieren implicar en la lucha por el respecto de la diversidad sexual. Goldman Sachs, por ejemplo, tiene una responsable ejecutiva de diversidad y ha empezado a preguntar en sus entrevistas de trabajo sobre esta cuestión para prevenir cualquier tipo de discriminación en el proceso de selección. Desde hace años ya monitorizaban la raza, la nacionalidad y el género, pero ahora también preguntarán por la orientación sexual.

En Londres, cada vez son más las grandes firmas de inversión que se comprometen para proteger a este colectivo. “Hay que ponerse en la piel de las personas que son juzgadas simplemente por la persona a la que aman o el género con el que se identifican”, explica Michael Roaemer, jefe de cumplimiento normativo de Barclays y responsable de patrocinar el Desfile del Orgullo en Londres. “No me puedo imaginar lo difícil que debe ser no poder llegar al trabajo y habar con normalidad de lo que hice el fin de semana. No puedo imaginarme lo difícil que debe de ser que no te acepten tal y como eres. Por eso en Barclays queremos que todo el mundo se sienta cómodo para trabajar y expresarse tal y como es, en su conjunto”.

Además de convertirse en patrocinador oficial del Orgullo, Barlcays fue el primer banco británico que mostró a parejas del mismo sexo en un anuncio y redecoró cientos de cajeros durante la celebración del Orgullo, con los colores de la bandera del colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB).


También las aseguradoras

Bancos, gestoras de fondos y también aseguradoras. En la francesa Axa es un referente por sus políticas de diversidad e inclusión. “El desarrollo de la diversidad en la orientación sexual es uno de nuestros pilares estratégicos, que hace de nuestra empresa un mejor lugar para trabajar y desarrollar nuestras carreras profesionales”, explicaba recientemente Carmen Polo, directora de recursos humanos de Axa España, durante la firma de un convenio con la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales, y Bisexuales (FELGTB). La compañía ha sido reconocida como una de las 10 mejores empresas en la gestión de la diversidad sexual.

También el gigante alemán Allianz es un abanderado de las políticas de inclusión y diversidad. La compañía lleva años comprometida con esta causa y ha sido reconocida en varias ocasiones como una de las mejores compañías para trabajar para el colectivo LGTB.

La última vuelta de tuerca en el avance de la lucha contra la discriminación por la orientación sexual o la identidad de género está en los fondos de inversión que solo invierten en compañías comprometidas con esta causa. La firma LGTB Capital fue fundada en 2010 a las afueras de Londres para dar servicios financieros con enfoque específico en la diversidad sexual.

Además de tener un equipo de asesoramiento financiero para este colectivo, LGTB Capital ha elaborado un índice que califica a las empresas que cotizan en Bolsa en función de sus políticas de diversidad sexual (el LGBT Diversity Investment Index). Para los inversores activistas, hasta hay un fondo cotizado que replica la evolución de ese índice y su rentabilidad en el último año ha sido de más del 14%.

Archivado en:

Y además:

Outbrain