Fiscalidad

Ciudadanos no ve margen para eliminar los tipos marginales desproporcionados a las rentas bajas

Señala que lo relevante es que la rebaja del IRPF elevará el sueldo neto a los trabajadores con nóminas más modestas

Más de la mitad del complemento salarial a los jóvenes que ganan entre 14.000 y 18.000 euros puede acabar en manos del Estado

Tipos marginales IRPF Ampliar foto

Cuando los Presupuestos Generales del Estado sean aprobados, el tipo marginal efectivo sobre el trabajo que sufrirán las rentas entre 14.000 y 18.000 euros aumentará hasta el 62,5%. Significa que por cada euro adicional que ganen, su sueldo neto sólo aumentará en 37,5 céntimos y el resto se destinará a pagar a Hacienda y la Seguridad Social. Esta situación, revelada por Cinco Días, es un efecto colateral y no deseado de la rebaja del IRPF acordada entre Hacienda y Ciudadanos.

En concreto, el Ejecutivo de Mariano Rajoy y la formación naranja pactaron elevar el mínimo de tributación de 12.000 euros a 14.000 euros y bajar el IRPF a quien gane menos de 18.000 euros. Esta medida se ha articulado a través de un incremento de la reducción por rendimientos del trabajo, un beneficio fiscal que permite descontar hasta 5.565 euros de la base liquidable. Sin embargo, se trata de un incentivo fiscal decreciente, es decir, que va menguando a medida que se incrementa la renta. Tal y como está articulada la norma en los Presupuestos, cuando una renta entre 14.000 y 18.000 euros aumente su sueldo en un euro, su base liquidable subirá en 2,35 euros. Es por este motivo por el que el tipo marginal efectivo se dispara y llega al 62,5%, un porcentaje muy superior al 45% que aplican las rentas altas y también superior al máximo del 47,7% que sufren hoy las rentas entre 12.000 y 15.000 euros.

El portavoz de Hacienda de Ciudadanos, Francisco de la Torre, no niega la existencia de este efecto, pero rebaja su importancia. Hace hincapié en que la rebaja del IRPF incluida en los Presupuestos supondrá que las rentas bajas dejen de pagar el IRPF o paguen menos. Insiste en que todos los contribuyentes afectados por la rebaja fiscal verán incrementado su sueldo neto. Señala que ello debe pesar más que el hecho de que el marginal efectivo por cada ganancia adicional pueda superar el 60%.

Aun así, De la Torre reconoce que mantener marginales tan desproporcionados no es positivo, pero añade que solucionar este problema requeriría de una reforma fiscal en profundidad del IRPF. Alega que Ciudadanos, con sus 35 diputados, ha promovido una medida que permita rebajar inmediatamente el IRPF a las rentas bajas y, al mismo tiempo, no poner en riesgo la recaudación del impuesto que más ingresos genera a la Hacienda pública.

La realidad es que, técnicamente, es complicado bajar los marginales efectivos sin generar, a su vez, nuevos efectos negativos. Si se eliminará la reducción por rendimientos del trabajo, los marginales bajarían, pero a costa de que los contribuyentes pagarían más IRPF por el conjunto de su renta. Otra posibilidad, sería que este beneficio fiscal se ampliara, pero ello probablemente tendría un coste para las arcas públicas inasumible.

De la Torre sostiene que los tipos marginales elevados no tienen un efecto negativo en el mercado de trabajo, en la medida en que los contribuyentes con rentas bajas siempre están dispuestos a ganar más. En cambio, señala que la rebaja del IRPF impulsada en los Presupuestos sí que mejorará el aspecto laboral en la medida en que el trabajador logrará un mayor salario neto.

Uno de los problemas de los marginales tan elevados es que desvirtúan otras medidas. Los Presupuestos Generales del Estado incluyen un complemento salarial para los jóvenes que inicien su andadura en el mercado laboral. Sin embargo, esta ayuda financiada con fondos europeos irá a para en buena medida a manos del Estado cuando el destinatario este los tramos afectados por los marginales desproporcionados. El complemento salarial no se tiene en cuenta a la hora de determinar la cotización a la Seguridad Social, pero es un rendimiento del trabajo y como tal tributará en el IRPF. De la Torre señala que, si bien ello es cierto, si se tiene en cuenta la rebaja del impuesto incluida en los presupuestos, el contribuyente agraciado con el complemento salarial logrará al final del año un sueldo neto mayor, a pesar de soportar marginales tan elevados.

Normas