X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Técnicas Reunidas, pronto para la remontada

Acusó esta semana el recorte del dividendo y una previsión poco optimista para el margen de este año. Los analistas aún tienen en cuarentena el valor y prevén hasta dos años de plazo para volver a la normalidad en negocio y dividendo

Los accionistas de Técnicas Reunidas volvieron a llevarse un susto esta semana. La compañía de ingeniería y petroquímica presentó resultados el lunes y si bien el descenso del beneficio neto, del 99,1% interanual, estaba dentro de lo esperado, el grupo dio un par de titulares que provocaron las ventas del valor. Técnicas Reunidas advirtió que su margen sobre ebitda podría situarse a final de año en la parte baja del rango previsto por la compañía, de entre el 1,5% y el 2,5%. Y anunció también un recorte de su dividendo con cargo a los resultados de 2017 del 33%, desde los 75 millones de euos en total previstos a los 50 millones. Es decir, de 1,397 a 0,93 euros por acción.

Con el recorte de dividendo, la compañía incumplía la promesa lanzada el pasado noviembre, cuando Técnicas Reunidas anunció un profit warning por el que rebajaba el beneficio previsto para este año. La realidad se ha impuesto y ante el retraso en el inicio de proyectos, que provocó el profit warning de 2017 –el segundo en menos de dos años–, la compañía ha tenido que sacrificar parte de la retribución al accionista en aras del fortalecimiento de balance. Ese recorte, junto a una débil expectativa de mejora de márgenes, motivó un descenso el día de la presentación de resultados del 3,4%, al que se sumó una caída adicional del 2,06% al día siguiente. En definitiva, un recorte del 5,4% en dos días, que enfría la remontada del valor y que, de hecho, devuelve ciertos temores sobre la compañía.

Kepler Cheuvreux ha confirmado su recomendación de reducir posiciones en el valor tras la presentación de resultados. Consideran que aún hay motivos para el recelo y que es demasiado pronto para apostar por las compras de las acciones de la compañía. Así, se mantiene prudente sobre la evolución de Técnicas Reunidas y espera una mejora del margen sobre ebitda al 1,6% a finales de año y una recuperación gradual de esta métrica durante 2019 y 2020. Pero no sería hasta 2020 cuando, según Kepler, la firma alcanzaría un margen sobre ebitda normalizado del 4,7%. Kepler no ve problemas en la cartera de pedidos y confía en su capacidad de renovarlos sin dificultad en los tres próximos ejercicios, hasta 2020. Sí aprecia en cambio apuros para volver a la política de dividendos anterior al recorte anunciado el lunes y no prevé que Técnicas pueda retomar el pago de 1,39 euros por título hasta 2019, año en que mejoraría la posición neta de caja de la compañía.

Sabadell también apunta al deterioro de la caja neta, que descendió durante el primer trimestre el 5%, hasta los 219 millones de euros . El banco decide seguir fuera del valor mientras no mejoren los márgenes con claridad. “Para quedarse en el rango medio del margen de ebitda previsto para 2018 –de entre 1,5% y 2,5%–, Técnicas debería empezar a reportar un margen sobre ebitda superior al 2,7% desde el segundo trimestre de 2018. Mientras tanto seguiríamos fuera del valor”, explica la entidad. En Mirabaud también mantienen la recomendación de venta tras los resultados.

GVC Gaesco tiene en cambio un consejo de mantener el valor, con un precio objetivo de 30 euros por acción que deja un recorrido alcista del 14% desde los precios actuales. Los títulos de Técnicas reunidas han entrado de nuevo en terreno negativo este año tras el varapalo de las dos primeras sesiones de esta semana, si bien han logrado recuperar más del 15% desde lo mínimos marcados por el profit warning de noviembre, niveles que gestores de referencia como Francisco García Paramés aprovecharon para comprar.

“Técnicas ha ejecutado proyectos complejos desde hace tiempo y tiene una buena relación con sus clientes”, sostiene Íñigo Recio, analista de GVC Gaesco. De hecho, y antes de que la sombra del retraso en el inicio de proyectos comenzase a torpedear el negocio de Técnicas, la compañía contaba con el favor de los analistas por su capacidad tecnológica y cartera de pedidos.

En un voto de confianza hacia la compañía, Renta 4 cree que es factible el objetivo de ventas de este año de 4.600 millones de euros, en la parte alta de la previsión, “en una recuperación sólida pero lenta, apoyada por el inicio de 5.700 millones de euros de proyectos en 2018 y una cartera de pedidos sólida y diversificada y mucho más grande que hace tres años”, explica la firma. Su recomendación para las acciones de Técnicas Reunidas es de mantener, con un precio objetivo de 26 euros por acción.

Archivado en:

Outbrain