X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Moody´s ve improbable que la crisis argentina contagie a toda Sudamérica

El Banco Central del país lucha por estabilizar el peso Argentina emite nuevos bonos para compensar un vencimiento elevado de letras

Logo de Moody´s.

Las dudas que rodean a Argentina desde que el país revelara que negocia un préstamo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para apaciguar su situación financiera no son una amenaza sistémica para todo el mercado latinoamericano. Así lo creen al menos los analistas de la agencia de calificación de riesgos Moody´s, que ayer consideraron improbable que la crisis se extienda por toda América del Sur.

La debilidad económica de Argentina, la preocupación generalizada por la devaluación y la amenaza que ejerce la sequía sobre la cosecha de soja, explican desde Moody´s, están presionando a la baja el peso argentino que esta semana marcaba un nuevo mínimo histórico frente al dólar.

Pese a ello, Mauro Leos, jefe de calificación soberana de América Latina y el Caribe para la agencia crediticia, sostiene que es difícil pensar en la posibilidad de que se produzca un “contagio” continental, con la posible excepción del efecto que pueda tener la situación de Argentina en el vecino Uruguay.

A la espera de acontecimientos, la Bolsa argentina se permitió ayer abrir ligeramente al alza en una jornada de máxima expectación ante vencimientos de deuda por valor de unos 617.000 millones de pesos (unos 24.680 millones de dólares), es decir, cerca de la mitad de todas las Letras emitidas por el Banco Central del país.

Este organismo trató de calmar los ánimos en torno al peso después de que la divisa sufriera el lunes un descalabro del 8% en su peor sesión en tres años. El Banco Central de Argentina articuló para ello una oferta de hasta 5.000 millones de dólares en la moneda local con el objetivo de neutralizar la manifiesta debilidad de la divisa argentina, informa Reuters.

Así, a la espera de que los inversores calibraran el riesgo de los mencionados vencimientos de deuda, la moneda quedó temporalmente estabilizada en torno a los 25 pesos por dólar. A fin de compensar la caducidad de las Letras emitidas, Argentina anunció ayer una licitación para colocar dos series de bonos del Tesoro con vencimientos en 2023 y 2026, con cupones del 16% y el 15,5%, respectivamente.

Archivado en:

Outbrain