X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

La Bolsa capta cotizadas extranjeras por 18.000 millones en cinco años

Amrest y Berkeley serán las últimas en mudarse al parqué madrileño La embotelladora de Coca Cola es la mayor, después de Airbus o Bayer

En los últimos años la Bolsa española se ha revelado como un destino atractivo para cotizadas de todo el mundo. Tanto es así que dos empresas extranjeras –Amrest y Berkeley– ya han expresado su intención de trasladar su cotización a España antes de verano, algo que contrasta con los problemas que atenazan los debuts en Bolsa –más complejos– de las empresas patrias. Tanto BME como la CNMV han reiterado en varias ocasiones su intención por potenciar y favorecer los mercados españoles.

Una vez que salgan a cotizar en el mercado español estos dos grupos serán 18.000 millones los que BME haya captado en los últimos cinco años de compañías foráneas. Amrest y Berkeley se suman a una lista que engrosa Coca Cola European Partners, en el Mercado Continuo, y Ebioss y Mondo TV, en el MAB.

Las razones para decidir trasladarse a la Bolsa española son variadas. Amrest, por ejemplo, cotiza en la actualidad en la Bolsa polaca, lo que le dificulta el acceso a los mercados de capitales a nivel internacional y a los grandes fondos de inversión, que tienen a España en el objetivo por ser un mercado de mayor tamaño y liquidez. También le da entrada a la zona euro y a Latinoamérica.

El proceso es generalmente más sencillo que una tradicional salida a Bolsa, donde la empresa debe contratar un ejército de bancos, fijar un precio de salida y realizar una intensa campaña publicitaria. Previsiblemente AmRest optará por un proceso de listing, como realizó hace unos dos años Coca Cola European Partners, pero también Banco Sabadell, Dia o Liberbank. Simplemente trasladará sus acciones –que ayer cerraron a unos 1,2 euros, lo que valora la empresa en unos 2.500 millones de euros– de la Bolsa de Varsovia donde debutó en 2005 a la española, si bien todo apunta a que seguirácotizando en Polonia.

El propietario de La Taghiatella ha sido determinante el impulso de uno de sus accionistas de referencia, Financess. Se trata de un grupo mexicano, comandado por Carlos Fernández González, que fue propietario de la cervecera Corona y cuenta con una participación en Colonial.

Las motivaciones de la minera australiana Berkeley son diferentes. Se trata del dueño de la controvertida mina de uranio en Retortillo (Salamanca) cuya explotación ha levantado las suspicacias de los grupos ecologistas. Según un comunicado que envió hace algunas semanas a la Bolsa de Londres, esta localización ha jugado un papel fundamental, así como el acceso a inversores institucionales. Igualmente planea salir al parquet a través de un listing, toda vez que mantendrá la cotización en la Bolsa Australiana y pasará del MAB londinense al mercado principal de la city. Prevé publicar el folleto el 30 de mayo y debutar el 6 o 7 de junio.

Además del proceso de listing, la aplicación del pasaporte único comunitario también favorece que empresas extranjeras coticen o emitan deuda en países diferentes. Esto supone que no necesiten trasladar la sede o puedan registrar un folleto en un mercado para cotizar en otro distinto.

Amrest y Berkeley no conseguirán ensombrecer a la mayor operación en Bolsa española de cotizadas extranjeras en los últimos años. La salida a Bolsa de la embotelladora europea de Coca Cola, una multinacional de más de 15.000 millones de valor en Bolsa que cotiza en los mercados de Nueva York, Londres y Amsterdam además del de Madrid. El grupo presidido por la española Sol Daurella unifica las embotelladoras de Coca Cola en casi toda Europa y es la mayor del grupo estadounidense.

Más atrás quedan otras operaciones de más calado de empresas extranjeras. Como Airbus, que salió a Bolsa en el año 2000 (entonces bajo el emblema EADS) de forma simultánea en Fráncfort, París y Madrid. Y en los noventa llegó el gigante alemán, Bayern, que es también uno de los pesos pesados en Bolsa española con un valor de 60.000 millones. La italiana Reno de Medici es ya un histórico entre los pequeños del continuo.

Archivado en:

Outbrain