X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Cuentas del trimestre »

Técnicas Reunidas pierde un 3,4% tras anunciar una caída del 99% en el beneficio neto

Los ingresos caen un 16% hasta 1.161 millones de euros El Ebitda se desploma el 85% tras la cancelación de proyectos en 2017

Planta petrolífera de Técnicas Reunidas

Técnicas Reunidas reconoce que ha arrancado 2018 "de manera sólida, pero a un ritmo lento". Y es que la compañía de ingeniería ha anunciado una caída del beneficio neto del 99,1% hasta alcanzar los 300.000 euros (desde los 27,9 millones de euros de beneficio de 2017). Los ingresos ordinarios retroceden un 16,3% hasta 1.161 millones. La acción pierde un 3,4% y es el peor valor del Ibex 35 en la sesión. 

TÉCNICAS REUNIDAS 27,26 0,33%

“Si 2017 fue un año de cancelaciones y retrasos de proyectos, 2018 es un año de lanzamiento de los proyectos ya firmados", explica Juan Lladó, consejero delegado de la compañía. "Este año estamos empezando a ver la luz al final de un largo túnel. Estamos trabajando intensamente para afrontar lo que puede ser la última etapa de la crisis del petróleo", asegura.

A cierre de marzo de 2018, la cartera de pedidos de Técnicas Reunidas fue de 9.699 millones de euros, cifra cercana a la alcanzada a finales de diciembre 2017, 9.870 millones de euros. Los proyectos de las divisiones de petróleo y gas representaron un 94% del total de la cartera, mientras que los de la división de energía supusieron un 6%.

Los ingresos de la división de petróleo y gas descendieron un 17,4% ente enero y marzo, hasta situarse en 969,9 millones de euros. Los ingresos relacionados con estas industrias representaron la inmensa mayoría de la facturación total (84%).

El Ebit del grupo cae un 91,2% hasta 4,9 millones (hasta marzo) y el Ebitda retrocede un 85% hasta 9,1 millones de euros. La empresa explica que el resultado operativo se ha visto afectado por factores no recurrentes ya que no se iniciaron proyectos en las áreas de petróleo y gas en 2017, debido al retraso de adjudicaciones y cancelaciones de proyectos, además de la "mayor dificultad de recuperar, en la coyuntura de crisis actual, los sobrecostes incurridos en las últimas fases de proyectos específicos".

Con todo, Lladó augura una mejoría en los próximos meses: "Somos optimistas respecto al futuro, basándonos en la recuperación de la industria, en una cartera de oportunidades – más grande y más activa – y en el reconocimiento de nuestros clientes".

Archivado en:

Outbrain