Zuckerberg aprovecha los cambios en la cúpula de Facebook para dar brillo al blockchain

La nueva unidad dedicada a esta tecnología busca potenciar al máximo la red

David Marcus, al frente bajo la tutela de Schroepfer

Zuckerberg aprovecha los cambios en la cúpula de Facebook para dar brillo al blockchain

Facebook se reorganiza, en silencio pero diligentemente. Acaba de realizar un cambio total en su directiva para afrontar los nuevos retos con una gran novedad, el blockchain. El fundador ya había mostrado su interés en esta tecnología, ahora se confirma por aplicarlo de manera práctica.

El momento elegido no es casualidad. Justo una semana después de su conferencia anual, F8, con Cambridge Analytica en bancarrota, y al mismo tiempo que Google celebraba su evento anual a escasos kilómetros del Edificio 20, el gran centro de operaciones de la red social.

Mark Zuckerberg sigue en el centro, con tres grandes columnas sobre las que se apoyan todas las divisiones, aplicaciones y operaciones de Facebook. Tres hombres fuertes para asegurar la solidez y evitar los solapamientos que hasta ahora generaban fricciones y duplicidad de responsabilidad. Los pilares de Facebook serán: “Servicios de productos centrales”, “nuevas plataformas e infraestructuras” y “familia de aplicaciones”.

Nuevas plataformas

La reorganización, es silenciosa pero radical, en todas sus divisiones, en busca de solidez y eliminar solapamientos

El CTO, máximo responsable técnico, seguirá siendo Mike Schroepfer. Sus hombres de confianza serán Andrew ‘Boz’ Bosworth, con la misión de impulsar la realidad virtual y aumentada, así como los equipos de hardware, algo que comenzó a hacer en agosto después de años en ads.
Jay Parikh, conocido por sus planes para conectar el mundo en desarrollo, tendrá bajo su paraguas un nuevo equipo centrado en privacidad. Jerome Pesenti, fichado este mismo año de IBM, donde era pieza clave en Watson, tiene todas las esperanzas puestas para convertir Facebook en una potencia en Inteligencia Artificial.

El peso de las mujeres

Sheryl Sandberg sigue como número dos. Sin rol en el día a día y con voces que cuestionan su papel en los últimos meses, sigue como la mujer más alta en la pirámide de Facebook. No peligra en el corto plazo, pero queda fuera de la revolución.

En este tsunami de movimientos, sigue intactos diseño y negocio. La ola, está vez, no ha tocado sus dominios. Los de Menlo Park se esfuerzan por revertir la tendencia, apenas un 35% de mujeres, pero todavía no se ven en puestos de liderazgo.

Sí destacan Fidji Simo, resposanble de vídeo, Deb Liu, con Marketplace. O Julie Zhuo, en diseño. El escándalo de Cambrige Analytica ha hecho que Facebook se replantee su política de comunicación. Ha puesto, precisamente, a una mujer al frente, pero no una cualquiera, sino una leyenda de Silicon Valley.

Rachel Whetstone se unió a la empresa en verano. Lo hizo después de estar en Uber en los peores momentos, con Travis Kalanick como enfant terrible de la tecnología, escándalos de espionaje de usuarios y competencia, así como el machismo rampante que se llevó por delante al fundador. Una experiencia de crisis permanente que la convirtió rápidamente en una voz de peso.

Antes de llegar a la aplicación de transporte estuvo 10 años en Google. No sería extraño que en la próxima reorganización ganase un ascenso.

La nueva división de blockchain estará también bajo Schroepfer, pero con un veterano muy especial al frente. David Marcus llegó como un flamante fichaje en 2014. El alemán era presidente de Paypal. Bajo su tutela, Messenger pasó de 200 millones de usuarios a más de 1.300. Atrajo a negocios y juegos, pero comenzó a dar signos de interés más allá. Antes de dejarle volar para lanzar su propio proyecto. La luz roja se encendió cuando entró a formar parte del consejo de Coinbase, el mayor espacio de compra-venta de criptomoneda online.

Muchos pensaron que Facebook tenía alergia a las criptomonedas. Lo dedujeron cuando prohibieron los anuncios de ICO, inversión en startups y proyectos a través de moneda propia. Nada más lejos. Con esa decisión quería proteger a sus usuarios de posibles timos. Les interesa el criptomundo, pero por su tecnología.

Contará con un equipo selecto, apenas una docena, con la mente puesta en sacar partido del blockchain en Facebook. Se lleva consigo a Kevin Weil, responsable de producto de Instagram, fichado en Twitter. Será necesaria una visión conjunta de producto y negocio para integrar blockchain. Las posibilidades obvias van desde pagos sin comisiones por transacción, útil para Messenger e Instagram, que empiezan a tener ventas. Micropagos para suscripción a noticias, pasando por almacenamiento más allá de la nube para aliviar la ingente factura en servidores. Otro de los posibles usos de blockchain es devolver cierto control al usuario. Wibson, por ejemplo, financiada por Telefónica e ideada en la incubadora Y Combinator, propone un modelo en el que se da el poder sobre sus datos al consumidor. ¿Y si Facebook compensase a los perfiles con su criptomoneda?

Servicios de productos centrales
El español Javier Oliván, con más de 10 años en Facebook, ha sido vicepresidente de crecimiento y uno de los perfiles más apreciados dentro y fuera. Asume este nuevo rol para crear armonía entre todas las divisiones, desde aplicación a seguridad, publicidad, seguridad y crecimiento. Sus generales serán Mark Rabkin, con los esfuerzos locales como prioridad, Naomi Gleit, la única mujer de todos los nombramientos, llegada en 2005, para liderar crecimiento de comunidad, integridad así como los productos de impacto social, desde donaciones a alertas de emergencia, y, Alex Schultz, que llegó, como Oliván en 2007, para impulsar crecimiento de márketing, análisis de datos e internacionalización”.

Familia de aplicaciones
La familia de aplicación estará bajo Chris Cox, máximo responsable de un catálogo que suma más de 5.000 millones de usuarios. Amigo personal de Zuckerberg con el que le gusta pasar tiempo libre o vacaciones en familia en Hawaii. Bajo su tutela estarán Instagram, una de las joyas de futuro, capaz de mantener bajo su universo a los que deciden dejar Facebook, WhatsApp, Messenger y la propia aplicación central.

En WhatsApp estará Chris Daniels, antes vicepresidente de Internet.org. Un directivo frío que anhelaba llegar a ese puesto. WhatsApp ya es un producto 100% Facebook. Tiene ante sí el reto de hacerlo una herramienta de comunicación entre negocios y consumidores sin que chirríe.

Normas