X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

La gasolina solo recoge una octava parte del alza del Brent desde los mínimos de 2017

El barril choca con los 78 dólares y frena su escalada Las oscilaciones del petróleo solo afectan al 45% del precio final del litro de carburante

El Brent se tomó ayer un respiro en mitad de su escalada alcista, preso de la incertidumbre por la ruptura del pacto nuclear con Irán por parte de Estados Unidos. En lo que va de semana ha llegado a encarecerse cuatro dólares y ayer llegó a rozar los 78 dólares por barril, nivel que se suavizó a los 77 dólares al cierre debido a la remontada del euro frente al dólar tras conocerse la evolución del IPC estadounidense.

El barril se mantiene por debajo de los 80 dólares, un nivel que desde el mercado se ve con preocupación por el impacto que pueda tener en los precios, y, por consiguiente, en una aceleración del proceso de normalización monetaria en la zona euro, que dañaría el crecimiento económico previsto.

Los analistas, eso sí, reconocen que la volatilidad ha llegado para quedarse en el precio del Brent y que habrá que esperar a comprobar qué efecto tiene la decisión de Trump y si esta provoca una reducción de la oferta mundial de petróleo. El crudo continúa así revalidando los máximos de finales de 2014 y acumula un alza cercana al 16% en lo que va de año, que alcanza el 72% desde los mínimos de los últimos 12 meses registrados en el mes de junio, cuando el Brent llegó a cotizar a 44,82 dólares.

Una escalada que tiene como justificación el pacto que firmaron los países miembros de la OPEP y Rusia para recortar la producción de petróleo y acomodar la oferta a la demanda para así impulsar los precios.

La escalada registrada en el precio del petróleo no ha tenido su correlación, por ahora, en el de la gasolina o el gasoil. Según los datos registrados en el Boletín Petrolero de la Comisión Europea, desde los mínimos del Brent contabilizados en junio del año pasado la gasolina se ha revalorizado un 8,8%, mientras que el gasoil se ha encarecido un 13,3%

¿Significa entonces que no va a llegar toda esta subida al consumidor? No, pero al menos por ahora no se ha repercutido en el precio. Cierto es que los precios que publica la Comisión Europea, los últimos son del 7 de mayo, hacen referencia a una media de toda España y que los publicados por el Ministerio de Industria y Energía tienen un mes de decalaje.

En el caso de España hay que tener en cuenta que las oscilaciones del precio del petróleo solo se repercuten sobre el 45% del precio final de la gasolina y sobre el 50% del gasóleo. El resto son impuestos. Un porcentaje que en el caso de la Unión Europea es aún mayor, dado que solo se repercute sobre el 37% del precio final de la gasolina y del 43% del gasóleo.

El propio ministro de Industria, Álvaro Nadal, ha reconocido esta misma semana que estará “vigilante” con los precios de los carburantes ante el repunte del barril de petróleo. Cuando “hay tensión de precios queremos que reflejen el verdadero coste del barril y no otras cosas” llegó a afirmar.

Con todo, los precios de la gasolina y el gasóleo se están acercando a cotas no vistas en España en los últimos tres años. Un momento en el que la incertidumbre sobre la economía china provocó la caída del Brent, descenso que, sin embargo, tardó en llegar al precio de los carburantes.

Archivado en:

Outbrain