La crisis del peso enfría la OPV de Telefónica de Argentina

La junta de accionistas de la filial aprobó la operación en abril

Compañías como Telecom Argentina se han visto penalizadas en Bolsa

La crisis del peso enfría la OPV de Telefónica de Argentina

La OPV de Telefónica de Argentina ha encontrado un obstáculo, ajeno a la empresa: la crisis de las divisas. El peso argentino se depreció la pasada semana en torno a un 12% frente al dólar, obligando a las autoridades monetarias a subir los tipos de interés hasta tres veces, que pasaron del 27,25% al 40%. Ayer, tras un fuerte inicio de sesión, el peso cayó un 0,41% hasta 21,97 unidades por dólar. En este sentido, fuentes del mercado señalan que este escenario no es favorable para afrontar una operación de salida a Bolsa.

Fuentes de Telefónica no quisieron hacer comentarios sobre la operación.

No obstante, y al contrario de lo que sucede con la posible OPV de la filial británica O2, en la que el grupo está trabajando, Telefónica no ha publicado ningún hecho relevante sobre los planes argentinos.

A mediados de abril, la junta de accionistas de Telefónica de Argentina, participada en un 100% por el grupo español, aprobó la salida a Bolsa. Telefónica cumplía así un requisito necesario para tener abierta la alternativa para la OPV de la filial, dentro de la revisión de activos puesta en marcha por el grupo. El objetivo de la operación es reducir deuda y captar recursos para financiar la expansión de la red.

Según publicó Bloomberg en abril, la operadora ha contratado a Morgan Stanley y Bank of America Merrill Lynch para diseñar la operación, que probablemente tendría lugar en el segundo semestre. Con la transacción, Telefónica podría captar entre 500 y 1.000 millones de dólares.

De mantenerse la situación, y se agravase el desplome del peso, la OPV se vería amenazada para empezar porque el valor de los activos en el país austral se depreciarían frente al euro, reduciendo los fondos que el grupo podría captar.

La crisis del peso (y de otras divisas latinoamericanas) ha penalizado a otros valores del país. Por ejemplo, los ADR de Telecom Argentina, rival de Telefónica, se han visto penalizados en los últimos días y cotizan en Wall Street en mínimos del año. Desde enero, se dejan un 26% hasta perder la cota de los 27 dólares (en enero llegaron a cotizar por encima de 39 dólares y en marzo cotizaban por encima de 35 dólares). Ayer llegaron a caer más de un 4%.

Además, distintas compañías argentinas han decidido posponer o retrasar emisiones de deuda en marcha. Entre ellas figuraba la propia Telecom que la pasada semana decidió extender el plazo de suscripción de la deuda.

A su vez, AT&T decidió cancelar la OPV de Vrio, su filial latinoamericana en el negocio de la televisión de pago, unas horas antes de poner en marcha la operación, por “las condiciones del mercado”. Otras fuentes indicaron, no obstante, que los activos eran difíciles de colocar, más por cuestión de negocio que geográfica, al estar relacionados con la televisión vía satélite, un segmento amenazado por el crecimiento de la fibra.

Fuerte crecimiento de los negocios

Ingresos. Telefónica de Argentina aumentó sus ingresos un 24,9% en el primer trimestre en términos orgánicos (aunque bajan un 13,8% en términos reportados por la depreciación del peso) hasta 755 millones de euros. El oibda subió un 54% orgánico y un 5,8% reportado.

Gestión. En la conference call con analistas que siguió a la presentación de los resultados, Ángel Vilá, consejero delegado de Telefónica, destacó que Argentina está creciendo con fuerza incluso pese al impacto de las monedas. “Estamos gestionando el crecimiento de los ingresos a través del aumento de precios, un mayor consumo y con el aumento de clientes de alto valor, tanto en el móvil como en el fijo”, dijo el directivo.

Normas