X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

¿Cuánto tarda Hacienda en devolver la declaración de la Renta?

La Administración dispone de seis meses a contar desde el último día de campaña En caso de retraso, debe aplicar el interés de demora tributario que proceda

Un contribuyente repasa su declaración de la renta.

Si la declaración de la Renta ha dado como resultado a devolver –es Hacienda la que tiene que pagar al contribuyente-, el ingreso puede realizarse en menos de una semana en el mejor de los casos. Lo más habitual es que la Agencia Tributaria no tarde más de un mes, pero hay casos en los que se demora.

Según lo dispuesto en el artículo 103 de la Ley del IRPF, la devolución de la renta no se efectúa de forma automática. Y hay que tener en cuenta que la Administración dispone de seis meses a contar desde el último día de plazo de presentación de las declaraciones, que este año finaliza el 2 de julio. Así, tiene hasta primeros de enero para practicar las devoluciones.

También se contabilizan seis meses desde la fecha de la presentación si la declaración fue entregada fuera de plazo.

Si transcurrido ese periodo el contribuyente todavía no ha recibido el dinero por causa imputable a la Administración tributaria, en tal caso, Hacienda deberá añadir al importe pendiente de devolución el interés de demora tributario que proceda desde el día siguiente al de la finalización de dicho plazo y hasta la fecha en que se ordene su pago, sin necesidad de que el contribuyente lo reclame. En la Ley de Presupuestos Generales del Estado del 2017, el interés de demora se fija durante su vigencia en el 3,75%.

Deberá tenerse en cuenta que, de apreciarse errores u omisiones en la declaración, la Administración tributaria puede rectificar el resultado de la liquidación efectuada por el contribuyente mediante la correspondiente liquidación provisional, modificando la cuantía de la devolución solicitada o determinando la improcedencia de la misma.

Con carácter general, la Agencia Tributaria hace una transferencia bancaria a la cuenta indicada por el contribuyente. No obstante, en ocasiones, Hacienda puede autorizar el pago por cheque cruzado o nominativo.

Antes de todo, el contribuyente deberá haber presentado debidamente firmado el “Documento de Ingreso o Devolución” (modelo 100) del IRPF, con el que se solicita expresamente la devolución.

Archivado en:

Y además:

Outbrain