La banca griega aprueba con éxito las pruebas de resistencia

Los cuatro principales bancos del país cuentan con un potente grado de solvencia.

En el escenario adverso, la reducción del capital hasta 2020 sería de unos 15.500 millones.

Varias personas esperan para hacer alguna gestión en una de las oficinas del bancogriego Alpha Bank.
Varias personas esperan para hacer alguna gestión en una de las oficinas del bancogriego Alpha Bank.

Los cuatro principales bancos griegos han aprobado con éxito las pruebas de resistencia elaboradas por el Mecanismo Único de Supervisión (SMS, en inglés) y todos cuentan con un potente grado de solvencia. Según los resultados anunciados este sábado por el SMS, en el escenario adverso la reducción del capital hasta 2020 será de en torno a 9 puntos porcentuales, lo que corresponde a unos 15.500 millones de euros.

En concreto, la reducción del ratio de capital de máxima calidad (CET1) fue de 8,56 puntos porcentuales en el caso del Alpha Bank; 8,68 puntos porcentuales en el del Eurobank; 9,56 puntos para el Banco Nacional de Grecia (NBG) y 8,95 puntos para el Banco del Pireo.

Las pruebas se realizaron siguiendo la misma metodología que se aplica en toda la Unión Europea, pero mientras que los resultados del resto de países se anunciarán en noviembre, en el caso de Grecia se decidió adelantar el análisis porque en agosto concluye el tercer programa de asistencia financiera.

Según comunicó el Banco Central Europeo (BCE) en un comunicado, el punto de partida para el análisis era la situación de los cuatro bancos a finales de 2017.

El SMS llega a la conclusión de que la situación del Alpha Bank es la mas favorable, tanto en lo que afecta a su solvencia inicial como a la evolución del ratio de capital en ambos escenarios.

Partiendo de un ratio del 18,25% en 2017, en el escenario básico el CET1 del Alpha Bank sería del 20,37% en 2020, y del 9,69% en un escenario adverso, lo que arrojaría una merma de 8,56 puntos porcentuales.

Para el Eurobank, el punto de partida es un ratio del 17,93%, que, si las cosas evolucionan de forma normal, se reduciría al 16,56% en 2020, y al 6,75% si la situación se torna adversa, lo que llevaría a una reducción de 8,68 puntos porcentuales en tres años.

El Banco Nacional de Grecia, por su parte, parte de un CET1 del 16,48%, que bajaría al 15,99% en el escenario base y al 5,90% en el adverso, lo que lleva a una merma de capital de 9,56 puntos porcentuales.

Finalmente, el Banco del Pireo arranca el análisis con un ratio de capital de máxima calidad del 14,85%, que se reduciría al 14,52% en una evolución normal y al 5,90% si las cosas van mal, lo que lleva a una pérdida de 8,95 puntos.


Normas