El pago de dividendos vía ampliación de capital sube un 23% en el primer trimestre

Iberdrola, Sacyr, ACS y Repsol fueron las cotizadas que emplearon el dividendo elección

El importe abonado en los tres primeros meses alcanza los 1.336 millones de euros

El pago de dividendos vía ampliación de capital sube un 23% en el primer trimestre

Desde que en 2009 Santander puso en marcha el scrip dividend han sido muchas las cotizadas que se han sumado a esta modalidad de retribución al accionista. El momento de mayor apogeo llegó en 2013, ejercicio en el que el 41,68% de lo abonado se realizó por esta vía.

La idea más repetida en los últimos años es que el scrip dividend tiene los días contados. Pero mirando las estadísticas parece que todavía le queda recorrido. Según el boletín del primer trimestre de la CNMV, hasta el 30 de marzo las ampliaciones de capital para el pago del dividendo alcanzó los 1.336,2 millones de euros, un 23,2% más que en el mismo periodo de 2017, momento en el que la retribución vía dividendo elección se situó en los 1.084,4 millones.

Los primeros meses del año constituyen uno de los periodos marcados en rojo en el calendario por muchos inversores. Las empresas aprovechan la ocasión para distribuir parte de su beneficio entre los accionistas. La lista la suelen engrosar compañías energéticas y de infraestructuras, dos sectores que junto al bancario han liderado esta fórmula de retribución. Siguiendo esta premisa, en el primer trimestre hasta cuatro cotizadas emplearon la estrategia: Iberdrola, Sacyr, ACS y Repsol.
Apenas unos días antes Faes Farma recurrió al dividendo elección para premiar la fidelidad del accionista. En concreto, el 29 de diciembre concluyó el periodo de negociación de los derechos de asignación gratuita y la farmacéutica cerró la ampliación. No obstante, hubo que esperar al 19 de enero para la inscripción del aumento y cuatro sesiones después, el 25, comenzó la contratación de los títulos.

La empresa que preside Manuel Manrique ha retomado este año el pago de dividendos y la fórmula escogida fue la de entrega de 0,052 euros por acción o un título nuevo por cada 48 antiguos. Sacyr suspendió la retribución al accionista en 2009. Desde ese momento, solo en 2011 y 2016 efectuó pagos puntuales, el último de ellos con motivo de la venta de Testa.

A pesar de este incremento, cada año aumenta el número de compañías que retiran de sus estrategias el pago a través del dividendo elección. La precursora de la iniciativa, Santander, tiene previsto agotar esta fórmula este año y ya en 2019 abonar todos los cupones en efectivo. BBVA entregó por última vez un dividendo en acciones en 2017, mientras Sabadell y CaixaBank lo retiraron un año antes. Telefónica o Acerinox completan la lista de compañías que han dicho adiós a este tipo de remuneración. En muchos casos, la vuelta al dinero contante y sonante ha venido acompañado de un recorte del importe. Santander y Telefónica son los ejemplos que mejor lo ilustran.

Una de las razones que ha acelerado la vuelta al efectivo fue el cambio de la tributación en enero de 2017 cuando Hacienda empezó a gravar la venta de los derechos, ya sea en la Bolsa o a la empresa cotizada. Hasta entonces de las tres alternativas que ofrece el dividendo elección (venta de los derechos a la empresa, en Bolsa o recepción de las nuevas acciones) solo cobrar el dividendo en efectivo –venta de los títulos a la cotizada– tenía efectos fiscales inmediatos. Este cambio supuso acabar con una de la venta fiscal de esta forma de retribución.

Las tres opciones del ‘scrip dividend’

A diferencia del dividendo tradicional, en el scrip dividend los inversores deben elegir entre tres opciones. La primera de ellas, aplicada por defecto por todas las cotizadas, consiste en aceptar las nuevas acciones procedentes de la ampliación de capital. La segunda, consiste en vender los derechos de asignación gratuita en el Bolsa a los inversores que estén interesados en aumentar su peso en la compañía. La tercera pasa por la venta de estos títulos a la empresa. Esto último equivale a cobrar el dividendo en efectivo.

Normas