X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Craig Bothman: “El beneficio por acción de las firmas emergentes es similar al de las cotizadas de EE UU”

Destaca que los emergentes se han protegido ante las subidas de tipos en EE UU Prevé que China crezca un 6,6% este año y ve atractivo en sus bancos

Craig Bothman

Los mercados de países desarrollados empiezan a dar signos de agotamiento. Los datos del primer trimestre de 2018 evidencian un crecimiento económico más débil y los activos de estas regiones lo acusan. Mientras, mercados emergentes como Brasil dejan atrás los momentos más duros de la crisis, y los inversores encuentran en estos países la alternativa con la que seguir obteniendo rentabilidad, aunque sea a costa de mayor riesgo. Craig Botham, economista de mercados emergentes en el equipo global de Schroders se muestra optimista con el futuro de los emergentes. 

¿Existe valor en la renta variable emergente? ¿Dónde?

Las valoraciones de la renta variable emergentes, en general, muestran unos niveles más razonables que la Bolsa estadounidense, cuando en realidad en términos de beneficio por acción están en cotas similares. Durante mucho tiempo tanto el sector financiero como la industria china han estado muy baratos porque las perspectivas no eran buenas, pero esto ha cambiado y creemos que las entidades chinas pueden ser una opción interesante.

¿Dónde ven las mejores oportunidades de crecimiento?

Consideramos que en términos de PIB China sigue siendo el país con mejores perspectivas aunque bien es cierto que la economía asiática en los últimos años se está desacelerando, pero no creemos que sea algo dramático. Otra opción interesante es India, con la particularidad de que este país está en fase de aceleración de su crecimiento.

¿Y dentro del universo de América Latina?

Nos mostramos muy positivos con el panorama económico de Brasil, que ha sido capaz de dejar atrás su reciente historia de recesión gracias a la puesta en marcha de distintas reformas.

¿Cómo valoran el impacto que puedan tener las elecciones de octubre en Brasil?

Creemos que es una buena noticia que Lula haya quedado fuera de la esfera política después de los escándalos y años de burbuja en los que ha estado sumida la economía. Realmente todo dependerá de quién gane las elecciones. Desde el punto de vista de los mercados, la victoria de un candidato partidario de las reformas será positiva.

Otro país que este año tiene una cita electoral es México, ¿qué esperan desde la gestora?

Todo apunta a que Andrés Manuel López Obrador es el ganador más probable, algo que están descontando los mercados. En cuanto a la experiencia de EE UU, en cierto modo resulta alentador que en México existe una Constitución que limita las acciones del presidente y, por tanto, aunque al principio de la campaña hablaba de revocar las reformas energéticas, en realidad para ello es necesario una gran mayoría en el Congreso, con dos tercios de los votos, para modificar la Constitución y revocar estas reformas, y parece muy poco probable que se produzca.

¿Cuáles son los principales riesgos para los mercados emergentes?

Los principales riesgos, además de las subidas de los tipos de interés en EE UU, se concentran en la evolución del dólar. El comportamiento de la divisa estadounidense tiene una especial importancia no solo para la evolución de la renta variable, sino también del sector financiero y el crédito. Se trata de países con una elevada exposición a la divisa estadounidense. Otra de las amenazas pasaría por una desaceleración mayor de la economía china.

Teniendo en cuenta la desaceleración de China, ¿cuáles son sus previsiones? ¿Y para Brasil?

Esperamos un buen comportamiento generalizado de la economía del gigante asiático con una expansión del 6,6% respecto al 6,9% del año anterior. En el caso de Brasil, a la espera de futuras revisiones, prevemos un crecimiento del 2,5%.

¿Qué efecto tiene la subida de los tipos de interés en EE UU sobre estos países?

Los mercados emergentes han aprendido la elección de 2013 cuando los rumores de retirada de las ayudas provocó la depreciación de las divisas de estos países y la caída de las Bolsas a medida que aumentaba también la rentabilidad del bono de EE UU a dos años. Esta tendencia empezó a invertirse en 2016. Para evitar sobresaltos, las economías emergentes han ido reduciendo su dependencia de la financiación exterior y, de manera generalizada, han mejorado sus coberturas respecto al dólar. No obstante, existen excepciones, como Turquía, cuya exposición a la moneda de la primera economía del mundo ha aumentado. No obstante, a día de hoy las rentabilidades reales otorgan a los bancos centrales de estos países un colchón para futuras subidas de tipos.

¿Cuáles son las implicaciones de la guerra comercial entre EE UU y China?

A pesar del revuelo causado, el impacto de los aranceles es limitado. Solo el 2% de las exportaciones chinas a EE UU y viceversa estarían afectadas por las tarifas, unas tasas que perjudican más a terceros como Colombia o México, como grandes damnificados. Una escalada del conflicto sí causaría mayor impacto. El peso de las exportaciones en la economía de algunos países como Hungría, Malasia o Tailandia supera el 50%.

Archivado en:

Outbrain