Los fondos podrán prestar sus acciones a los bajistas

Economía reactiva una norma de 2008 que se paró por dar armas a los bajistas

Inverco considera que se podrían prestar activos por 180.000 millones

Economía
AP

Los tipos a cero, o a menos cero, están disparando la llegada de dinero a los fondos de inversión. En abril, lograron un nuevo récord con más de 271.000 millones. Estos productos son la esperanza de los ahorradores, ante la casi nula rentabilidad de los depósitos, que, hasta un año, pagan un 0,06% de media. Con todo, entre enero y abril, los fondos de inversión pierden de media un 0,25%, según la asociación de fondos de inversión, Inverco.

Las gestoras están ávidas de contar con una herramienta que contribuirá a que sus productos sean más competitivos: el préstamo de valores. Economía elaboró una orden en 2008, pero esta cayó en el olvido ante el estallido de la crisis No querían dar munición a los bajistas, los principales alquiladores de los títulos.

En el año 2007 y 2008 se tramitó por parte de este centro directivo un proyecto de orden con los mismos objetivos y contenido, que finalmente no se aprobó ante la inminencia de la crisis financiera, considerando que no era el mejor momento de flexibilizar y favorecer este tipo de operaciones”, señala el proyecto de orden que puede consultarse en la página web de CincoDías.

La asociación de fondos de inversión elaboró en 2016 un documento en el que reclamaba que los fondos de inversión pudieran prestar sus activos y obtener así una rentabilidad adicional. La llegada de Román Escolano al Ministerio de Economía ha reactivado la norma.

Qué se regulará

  • La norma de 2008. En ella se limitaba al 75% el patrimonio que se podría prestar. La norma deja abierto el porcentaje definitivo. Delimitará, además, los valores que pueden ser objeto de préstamo. También fijará las condiciones que deben cumplir las garantías aportadas y su régimen de reinversión.
  • Transparencia. Los partícipes de los fondos y accionistas de las sicavs conocerán a través del folleto y de los informes periódicos la política de préstamo de valores y las características principales de las operaciones que se están llevando a cabo.
  • Control. Se establecerán las obligaciones de control interno para garantizar el correcto funcionamiento de esta actividad, especialmente en la selección de contrapartidas, gestión de garantías y operaciones vinculadas.
  • Ingresos. En la UE, Alemania es el país con más ingresos por este concepto con 580 millones de euros, seguido de Francia, con 534, según los datos de la consultora Datalend.

El objetivo es “eliminar la desventaja competitiva de nuestras instituciones de inversión colectiva [fondos de inversión y sociedades de inversión de capital variable, sicavs], frente a las de otras jurisdicciones que sí cuentan con las normas necesarias para desarrollar la actividad de préstamo de valores con plenas garantías”.

Inverco considera que más del 60% de las carteras de las instituciones de inversión españolas sería susceptible de cesión en préstamo. Al patrimonio de los fondos se suman los 31.400 millones de las sicavs. Se podrían prestar unos 180.000 millones.

Las carteras obtendrán 0,2 puntos porcentuales o más cuando se apruebe la medida

Un documento de la asociación que preside Ángel Martínez-Aldama, y que cuenta como directora general a Elisa Ricón, cifra la rentabilidad que obtendrán las carteras por el préstamo de los activos en 10,14 puntos básicos (0,1014 puntos porcentuales) para los de renta variable española y en 1,40 puntos básicos (0,014%) para la deuda pública española.

Otras fuentes llegan a establecer la rentabilidad adicional lograda con esta fórmula en más de 0,2 puntos porcentuales. Los fondos de Bolsa serían los más beneficiados debido a que cobrarán más por los valores que dejan en alquiler.

Cierto es que la cesión de acciones tendrá una repercusión también en la operativa de posiciones cortas. Los hedge funds bajistas necesitan tomar prestados los títulos para venderlos posteriormente en el mercado. El hedge fund ganará dinero al recomprar las acciones por debajo del precio al que las ha adquirido.

En España, las posiciones cortas (apuestas por la caída de un valor, ya sea de Bolsa o de renta fija) necesitan el respaldo de activos reales. Por ejemplo, un inversor que quiera apostar contra Telefónica tendrá que pedir prestadas las acciones para venderlas después. La fórmula es la siguiente: alquila las acciones y las vende a 9 euros. Si bajan a 8 euros, se embolsará un euro por título. Para cerrar la operación tendrá que recomprar las acciones y devolvérselas a su legítimo dueño.

Los propietarios de los títulos prestados se embolsan el precio de ese alquiler, que varía en función del valor. El préstamo de valores por los fondos se permite en todos los valores de la UE. El último país en regularlo fue Bélgica en 2007. Ahora, son los accionistas significativos y los bancos custodios quienes dan las armas a los inversores bajistas para que puedan apostar contra las cotizadas en España.

La razón más habitual para la toma en préstamo de valores es la cobertura de una posición corta –en torno a un 80% de ellas–, si bien se utiliza con otros objetivos, como el cobro de dividendo. Inverco cifra en unos 7.800 millones de euros los ingresos mundiales derivados por el préstamo de valores, con 3.867 millones en Norteamérica; 2.595 millones y 1.328 en Asia. Economía plantea que los fondos inmobiliarios puedan sacar partido de esta posibilidad, si bien en España solo quedan tres y todos ellos están en liquidación. 

Normas