X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Los ordenadores quieren ser colocadores de deuda para Citi o JP Morgan

Junto con Bank of America lanzarán a final de año una plataforma que agilizará la emisión de bonos corporativos

Pepper, robot humanoide de SoftBank.

Los banqueros de inversión no son más inmunes que los obreros a la amenaza de la tecnología. Citi, JPMorgan y Bank of America lanzarán a final de año una plataforma electrónica que agilizará la emisión de bonos corporativos y ayudará a los inversores a comparar créditos. Con el tiempo, podría ayudar a los bancos a reducir sus equipos de colocadores.

El objetivo es simplificar un proceso complejo y lento en el que varios bancos envían emails o llaman a los inversores varias veces. Ahora, los inversores institucionales utilizarán el portal online para acceder a folletos de bonos, informes de rating e información sobre precios.

Los bancos pueden utilizar la plataforma para medir la demanda y, por tanto, necesitarán un menor número de intermediarios entre los emisores y los inversores para determinar el tamaño y el precio ideales de las emisiones. Ipreo, compañía respaldada por Goldman Sachs y Blackstone, ya ofrece un servicio de bonos online similar, pero le ha costado alcanzar escala de mercado en EE UU.

La nueva oferta rival podría tener más éxito dado que Citi, JP Morgan y BofA participaron en casi un tercio de toda la emisión de bonos estadounidenses el año pasado y casi un quinto de la emisión global. Su influencia puede forzar a otros bancos a gravitar hacia su plataforma. Los bancos dicen que su objetivo principal es mejorar el flujo de información, no reducir costes. Sin embargo, lo segundo puede resultar de lo primero. El número de empleados de las divisiones de mercados de deuda de los bancos de inversión mundiales se ha mantenido prácticamente estable en los últimos cinco años, según Coalition.

Es cierto que la emisión de bonos se ha disparado: el volumen de deuda con grado de inversión ha aumentado un 36% desde 2012. Sin embargo, la ralentización del crecimiento de las emisiones y la continua presión sobre el ROE a nivel de grupo incitarán a los directivos a tratar de recortar costes en este ámbito, al igual que en otros. El personal de divisas de los mayores bancos del mundo ha caído casi una quinta parte desde 2012. Los banqueros de los mercados de deuda pueden estar cerca de sentir el filo de la tecnología punta.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Archivado en:

Outbrain