El ahorro en depósitos cae un tercio en un año por los tipos en mínimos

El dinero nuevo solo crece en los plazos largos, un 10%, donde el interés sí repunta

La banca cambia de estrategia y apuesta por mantener al cliente durante más tiempo y ofrecerles fondos de inversión

El ahorro en depósitos cae un tercio en un año por los tipos en mínimos pulsa en la foto

Aunque el dinero guardado en depósitos bancarios ha resistido bastante bien el continuo declive de las rentabilidades motivado por la política monetaria del BCE, con un saldo vivo que todavía supera los 770.000 millones de euros repartidos entre cuentas a la vista e imposiciones a plazo fijo, el ahorro nuevo muestra una caída de casi un tercio en el último año ante unas remuneraciones medias cada vez más ceranas al cero.

El importe de las nuevas operaciones de depósitos de los hogares españoles en los plazos hasta un año se sitúa de media en 8.284 millones de euros frente a los 11.363 millones de hace justo un año, lo que supone un descenso del 27%, según los últimos datos del Banco de España. Durante ese periodo, los intereses de los depósitos han seguido perdiendo atractivo hasta ofrecer un 0,05%, un nuevo mínimo histórico.

En los plazos de más de un año y hasta dos años, la caída del capital invertido es similar, del 28%, desde 6.110 millones de euros a 4.395 millones, con tipos que han pasado 0,14% al 0,10%. Solo en los periodos más largos, de más de dos años, se produce un incremento del volumen de los depósitos, del 10%, al pasar de 616 millones de euros a 681 millones. Es precisamente donde se ha producido un repunte de las rentabilidades medias, del 0,06% al 0,09%. Esto se debe a un cambio de estrategia de las entidades financieras, que han ido relegando los depósitos bienvenida a muy corto plazo -con los que no hace tanto tiempo solían llamar atraer a los clientes- en favor de los depósitos con plazos más amplios.

“Prefieren captar a nuevos clientes y tenerlos atados a la entidad durante más años, aunque para ello tengan que pagarles rentabilidades más elevadas”, apuntan desde el portal financiero HelpMyCash.com, donde añaden que “otra estrategia que siguen es forecerles otros productos de inversión como fondos o planes de pensiones”.

Con todo, los depósitos ya no son una de las prioridades de las entidades financieras, dado el exceso de liquidez en el mercado.

“Los depósitos a corto plazo no subirán hasta que no suban significativamente los tipos de interés”, sostiene Juan Gómez Bada, director de inversiones de Avantage Fund, que no prevé que el BCE empiece a subir los tipos oficiales hasta mediados de 2019. “Es decir, hasta 2020 no empezarán a aumentar sensiblemente los tipos de los depósitos”, dice. Por su parte, Joaquín Robles , analista de XTB, asegura que en estos momentos no hay expectativas de subidas en los tipos de interés a corto plazo, ya que la inflación de la zona euro se encuentra en el 1,4%, muy por debajo del objetivo del 2%. En su opinión, el BCE extenderá el programa de compra de deuda por 30.000 millones al mes más allá de septiembre y no se producirá la subida de tipos “hasta por lo menos finales de 2019”. “Los dirigentes del BCE han afirmado que esperan mantener los tipos de interés en mínimos hasta bien pasado el final del programa de compra de activos”, recuerda.

Además, Bada recalca que “los primeros depósitos que empezarán a subir serán los que tengan vencimientos a largo plazo”.

Normas