Eletropaulo debe decidir entre el pacto para vender a Iberdrola o la opa de Enel

La italiana condiciona su oferta a que no haya ampliación de capital

Iberdrola acordó suscribirla y luego lanzar su opa

Batalla Iberdrola-enel en Brasil
Francesco Starace.

El anuncio que, por sorpresa, lanzó Iberdrola este martes sobre el acuerdo para la compra de la distribuidora brasileña Eletropaulo, se enmarañó en pocas horas. Como reacción al pacto que la energética española había firmado con la distribuidora de Sao Paulo por la que aquella garantizaba una ampliación del 50% de capital, como paso previo a una opa por el 100% de la brasileña, la italiana Enel lanzó una opa que mejoraba un 10% el precio comprometido por Iberdrola, a través de su holding local Neoenergía.

 Concretamente, 28 reales brasileños (6,7 euros) por título, frente a los 25,51 (6,1 euros) reales que el grupo que preside Ignacio Sánchez Galán anunció que pagaría en caso de una opa. Se trata del mismo precio de la ampliación de capital: Iberdrola ha cordado cubrir hasta el 80% de la emisión, lo que supone hasta un 40% del capital. Un porcentaje que se iría recortando en la medida en que también acudan accionistas minoritarios.

Las espadas están en el aire, pues Enel ha condicionado su opa a que no se realice la citada ampliación de capital (por la que, según fuentes del mercado, también se interesó en su día). Sin embargo, Eletropaulo necesita abordar dicha ampliación para saldar,según informó en la noche del viernes, 1.500 millones de reales (unos 360 millones de euros) una vieja disputa judicial con otra compañía brasileña, Eletrobras, que duraba más de 30 años.

Una pago que se refiere al saldo de cargas financieras de un préstamo concedido en 1986 por Eletrobras a la compañía, que posteriormente fue dividida en cuatro, una de ellas la propia Eletropaulo y la Compañía de Transporte de Energía Eléctrica Paulista.

Sobre Eletropaulo pesa ya una opa hostil (no aceptada por el consejo de administración) de la eléctrica Energisa, sin visos de prosperar, pues se sitúa lejos de la de Enel y la prometida por Iberdrola: 19 reales (4,6 euros).

En el caso de que el consejo de la opada no acepte el reuisito de la italiana de evitar la ampliación de capital, Iberdrola tendría posibilidades de hacerse con una compañía valorada en 1.400 millones (al precio pactado con la española). Por el contrario, si se aceptan las condiciones de Enel y esta sigue adelante con su oferta, Iberdrola puede romper el acuerdo firmado esta semana y se retiraría.

En cualquier caso, es el consejo de administración de Neoenergía, la energética brasileña participada en un 52% por Iberdrola, el que tiene la última palabra. Esta compañía había convocado una reunión para este viernes (antes de conocerse la oferta italiana) con el fin de aprobar en su caso su propia opa.

La legislación brasileña de opas no favorece a la española, pues le obligaría, en caso de lanzar una opa competidora mejorar la anterior en un 5%. Hay quien interpreta que como el precio ya se había anunciado, Iberdrola no estaría sujeta a esa obligación. En cualquier caso, si no la mejora, no podría rivalizar con la de Enel.

Revalorización del 70%

Sea quien sea la que se interesó primero por Eletropaulo, lo cierto es que el interés demostrado por esta distribuidora ha logrado calentar sobremanera la acción, que ha subido un 70% en lo que va de año. El acuerdo de Iberdrola con la brasileña (sin que esxista aún una oferta real) ha sido ya la guinda. Enel ha subido un 10% el precio comprometido por Iberdrola .

Iberdrola, muy reforzada en el país carioca desde que el pasado verano fusionó Neoenergía con Elektro, sigue buscando sinergias con Eletropaulo. Los principales accionistas de esta compañía son el Estado, con un 19% y AES Brasil, con un 17%.

Normas