X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

El regreso del crédito multiplica las aperturas de franquicias

Las cadenas crecen por cuarto año consecutivo En boga, las lavanderías de autoservicio

Los interesados en invertir en una franquicia tienen la oportunidad de aclarar todas sus dudas y recoger información de primera mano en Expofranquicia 2018, feria que empieza hoy en Ifema. Allí se congregarán más de 500 empresas de 20 sectores dispuestas a conceder derechos de explotación sobre sus productos, servicios o marca, una fórmula que lleva cuatro años de crecimiento consecutivo en España.

El número de redes comerciales que operan bajo este modelo aumentó el año pasado de 1.298 a 1.348, es decir, 50 más, lo que supone un incremento del 3,8%, según el último informe publicado por la Asociación Española de Franquiciadores (AEF) con el patrocinio del grupo cooperativo Cajamar. Todas las cadenas juntas facturaron 27.592 millones de euros, un 2,2% más comparado con los 26.992 millones de 2016, y crearon 9.965 nuevos puestos de trabajo, un salto del 3,7%.

El sistema no dejó de abrir tiendas y crear empleo ni siquiera durante los peores años de la recesión. “Salvo fluctuaciones en la facturación, que [en 2009 primero y 2012 después] bajó un poco, pasamos la crisis con buena nota”, resalta Xavier Vallhonrat, presidente de la AEF. Esto en líneas generales. Aclara que, por sectores, hubo algunos, como los fast foods, que gracias a sus precios reducidos crecieron mucho, y otros que vivieron auténticos dramas, como las agencias inmobiliarias, de cuyas filas desaparecieron marcas enteras. 

Pero ahora que la economía se recupera, incluso el negocio del alquiler y venta de pisos ha vuelto a crecer y atraer nuevas enseñas. Solvia, por ejemplo, filial de Banco Sabadell, abrió 35 franquicias en su primer año con esta fórmula y prevé llegar a las 70 al final del ejercicio.

Vallhonrat atribuye la pujanza del sistema franquiciador al regreso del crédito bancario y el espíritu emprendedor de los españoles, desde jóvenes que prefieren autoemplearse antes que trabajar para otros hasta ejecutivos con más experiencia que desean montar su propio negocio. “Hay también algo más profundo: el sistema no depende tanto de la marcha de la economía como de la evolución de la sociedad y, por eso, unos sectores crecen más que otros”, mantiene.

Pone como ejemplo el caso de las tintorerías, que se pusieron de moda en los noventa y luego se estabilizaron. “Ahora son las lavanderías de autoservicio las que han pegado un tirón impresionante”, refiere. En efecto, locales de marcas como Ecolaundry y Lavapiú se han multiplicado en los barrios de las grandes ciudades y han dado pie incluso a la aparición de variantes como Telelavo.

Aarón Bande García, responsable de calidad de Telelavo, señala que el auge del self-service laundry se debe a dos factores. Por un lado, al aumento de la demanda entre unos usuarios con pocas posibilidades de asumir el lavado y secado por falta de espacio o de la máquina adecuada en casa o por el mal tiempo. Y por otro, a que las lavanderías son un modelo de fácil gestión y bajos costes para el empresario.

“La tecnología ha hecho que la maquinaria sea de alta durabilidad y que no necesite presencia de empleados. Este concepto genera beneficios, pero tiene algunas debilidades relacionadas con la atención al cliente”, advierte. De ahí nace Telelavo, una lavandería artesanal que recoge la colada del domicilio del usuario y se la devuelve limpia y planchada por una tarifa plana al mes.

Aspecto de la anterior edición de Expofranquicia, que este año se celebra del jueves 19 al sábado 21 de abril.

La financiación, problema superado

Pero ni la facturación ni el empleo. El número de establecimientos operativos es la variable que más creció en 2017, un 5,4%, al pasar de 70.541 a 74.398, de los cuales 20.620 son propios (es decir, que dependen directamente de la marca) y 53.778 son franquiciados, 2.784 más que en 2016. Esta magnitud es el indicador más fehaciente de que el crédito ha vuelto a fluir con normalidad.

“La falta de financiación es un problema que se ha superado plenamente”, asegura Vallhonrat. “Durante la crisis, solo una entidad, Sabadell, siguió prestando a franquicias porque se dio cuenta de que el riesgo era menor. Ahora, bancos como Santander y BBVA, que habían suprimido sus departamentos especializados, los han retomado”, comenta.

Por sectores, el que cuenta con un mayor número de tiendas abiertas en régimen de franquicia es alimentación, con 7.055. Le siguen belleza y estética, con 3.616 locales; informática, rotulación e imprenta, con 3.190, y servicios de automo­ción (reparación, alquiler, venta de coches de segunda mano...), con 2.946.

Sin embargo, si se suman cafeterías, cervecerías, fast foods, heladerías, restaurantes y bares de tapas, el sector de hostelería sería el segundo más grande, con 7.046 establecimientos.

“Durante la crisis, las franquicias han demostrado ser la aldea gala de la restauración”, señala Javier Carabot, director de expansión de Rodilla, que el año pasado inauguró 13 locales franquiciados y 9 propios. “Los formatos de libre servicio y casual dinning (servicio en mesa) son los que menos han sufrido: crecieron entre un 3% y 4% interanual cuando la restauración tradicional caía por encima del doble dígito”, añade.

Alimentación, hostelería y moda son las actividades que predominan en todas las variables. Entre las tres suman 504 marcas, el 37% del total; dan empleo a 160.964 personas (el 58%), y venden 18.442 millones de euros, el 68% del conjunto del sistema de franquicias español.

En el caso de la hostelería, Carabot sostiene que el sector crece por el cambio de ciclo económico y la mejora de la confianza del consumidor. “Ante esta situación, hay más oferta por parte de marcas franquiciadoras que han surgido, tanto por desarrollo de cadenas ya existentes como nuevas, y de cadenas internacionales que están entrando en el mercado nacional a través de Madrid. Esto último se ha observado sobre todo en los últimos 18 meses”, indica.

De las 1.348 marcas que explotan la modalidad de franquicia en España, 1.116 (el 83%) son de origen nacional, mientras que las 232 restantes (17%) proceden de 26 países, especialmente de Francia (54), Italia (44), Estados Unidos (39), Alemania (14) y Reino Unido (13).

Estand de una marca de moda durante la pasada edición de Expofranquicia.

Registro de franquicias

En cuanto a los retos del sector, el presidente de la AEF comenta que un problema grave es la inutilidad del registro de franquicias, que tiene 20 años de creación pero no cumple su cometido. “A pesar de que un real decreto establece la obligación de registrarse, no siempre se cumple por la falta de uniformidad en los criterios sancionadores de las comunidades autónomas. El Ministerio de Economía ha suspendido de manera temporal la inscripción por problemas informáticos y va a estudiar si se suprime o reforma. Somos partidarios de que se mantenga y mejore porque daría credibilidad y confianza al mercado”, argumenta.

Expofranquicia se celebra hasta el sábado 21 en el pabellón 4 de Ifema.

Archivado en:

Y además:

Outbrain