El FROB baraja vender Bankia en paquetes del 20%

Estudia el modelo de colocación de Lloyds y vender el resto por goteo

El problema es que la acción está por debajo de 4 euros, referencia de la anterior colocación

FROB
Jaime Ponde, presidente del FROB

La cotización de Bankia no acompaña al FROB para que coloque el 61% que tiene del capital de la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri. Al organismo que preside Jaime Ponce le gustaría desprenderse de las acciones que posee de Bankia antes de que se cumpliera el plazo legal para su privatización, en diciembre de 2019. Pero también le gustaría, como a Economía, colocar estos títulos como mínimo a 4 euros, precio al que vendió en diciembre de 2017 un 7% de la entidad financiera (el primero del 7,5% lo vendió en febrero de 2014), y pese a todo la operación presentó minusvalías, con las consiguientes críticas de los contribuyentes y distintos partidos políticos. Bankia cerró ayer a 3,69 euros por título, frente a los 4,02 euros de hace un año.

Pero el reloj corre en contra del FROB si no quiere que el Gobierno vuelva a ampliar el plazo de privatización, mientras que el BCE y Bruselas presionan para que el Estado salga ya de su capital. Solo quedan 18 meses para que se cumpla el plazo. El FROB tiene sobre la mesa varios análisis o proposiciones de los bancos de inversión y de la propia cúpula de la entidad, que han testado en las últimas semanas el posible interés de los inversores institucionales por Bankia.

De todas las vías analizadas la que más les gusta es la llevada a cabo por el británico Lloyds, cuya privatización finalizó justo hace un año y con sustanciosas plusvalías para el Estado. Tras realizar dos colocaciones entre inversores institucionales de un 15,8% del capital de Lloyds en septiembre de 2013 y marzo de 2014, el Gobierno se fue deshaciendo del resto de sus acciones con un goteo de ventas en el parqué.

Esta es la fórmula que más les convence de las analizadas. Además, es la que más se adapta a lo que ahora reclaman los inversores institucionales. Según admitió el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, en la junta de accionistas de la entidad los títulos del banco “no están tiendo una evolución positiva” este año, por lo que mejorar su valor es un tema “clave”. Un día antes, el banquero y el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, explicaron que los fondos de inversión aún están muy interesados en la banca española, aunque reconocieron que el interés se centra, en el caso de Bankia, en la compra de paquetes entre el 0,3% al 0,5% como mínimo por inversor, es decir, de unos 100 millones de euros por fondo. De esta forma, el reto es colocar entre un 15% a un 20% en el mercado en las próximas ventas. Por debajo de estas cantidades el interés desciende considerablemente.

El precio es otro inconveniente. Los inversores parecen poco proclives a comprar por encima del valor en Bolsa. Conocen la presión por privatizar Bankia, además cada vez que se aleja en el tiempo la esperada subida de tipos de interés también afecta negativamente al valor.

Otras claves

Dividendo. Bankia espera repartir un dividendo de 2.500 millones de euros entre 2018 y 2020, para lo que se apoyara en el exceso de capital para dar una remuneración extra al accionista, principalmente el Estado.

Aportación. Bankia recibió del Estado 22.424 millones de euros, a los que se suman 1.600 millones de BMN. Ha devuelto 2.800 millones, aunque se encuentran aún en la matriz de Bankia, BFA.

Plusvalías. Las arcas públicas británicas obtuvieron un beneficio de 894 millones de libras (1.050 millones de euros) con la operación de salida de Lloyds, incluyendo los dividendos recibidos en los dos últimos años, según explicó el Gobierno británico en mayo de 2017.

Normas