X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Los diez mejores fondos para invertir en emergentes

Los inversores esperan rendimientos altos por el buen momento macroeconómico Algunos de estos vehículos han logrado rentabilidades superiores al 20% el último año

La apuesta por los mercados emergentes es una de las temáticas más delicadas en el mundo de la inversión. Requiere de un alto grado de especialización, una buena visión macroeconómica y equipos locales especializados en la selección de valores.

En un momento en que las mejores oportunidades de rentabilidad se encuentran en países como Malasia, Brasil o Hong Kong, es importante que la inversión esté gestionada por los mejores especialistas.

“Los países emergentes son esenciales para quienes buscan una asignación de activos a nivel global. Se trata de economías que no pueden ser ignoradas como fuente de rentabilidades diversificadas a largo plazo”, explica Mathieu Nègre, jefe de inversión en Bolsa de países emergentes de UBP.

1. Aberdeen Global Emerging Markets

César Ozaeta es gestor y experto en selección de fondos en Abante Asesores. Uno de los fondos predilectos para invertir en emergentes es el Aberdeen Global Emerging Markets. “Es un fondo con más de 10 años de historia que pretende identificar compañías de calidad a un precio razonable para mantenerse invertido a largo plazo. Son agnósticos en cuanto a índice de referencia y capitalización de las compañías en las que invierten”, explica.

El fondo ha logrado una rentabilidad media anual del 7% en los últimos 10 años. En la actualidad, sus principales apuesta son China, Corea, Taiwan e India.


2. Schroders Emerging Markets

El equipo de análisis de fondos de A&G Banca Privada considera que uno de los mejores vehículos para apostar por esta estrategia es el Schroders Emerging Markets.

“Nos gusta este fondo porque combina dos tipos de procesos: por un lado utiliza un primer filtro de profundo análisis cuantitativo del universo de países emergentes que resulta en un ranking de aquellos que deben favorecer en la cartera. Posteriormente, realiza un proceso de análisis fundamental tradicional con un gran equipo de analistas locales para elegir las compañías dentro de cada país”, explica Patricia Justo directora de selección de fondos de A&G.

Este vehículo ha tenido unos retornos especialmente buenos en los últimos años, con un rendimiento medio anual del 9,15% en los tres últimos ejercicios. Entre las primeras posiciones en cartera tiene al gigante chino de internet, Tecent; al grupo de ventas por Internet Alibaba y al fabricante de móviles coreano Samsung.


3. GQG Global Emerging Markets

El equipo de análisis de fondos de Inversis Banco apuesta por una gestora de nueva creación. “GQG es la nueva gestora de Rajiv Jain, quien fue gestor de Vontobel desde 1994 a 2016. Rajiv selecciona sus compañías en función de la calidad y la sostenibilidad de su crecimiento para, finalmente, componer una cartera con las 50-80 acciones de más alta convicción”, explica Alberto García-Cabo, analista de Inversis.

En su anterior etapa, el gestor logró rendimientos anuales medios superiores al 6%. Ahora, su vehículo especializado en emergentes está apostando especialmente por compañías financieras. En el último año ha rentado un 22,5%.


4. T-Rowe Price Emerging Markets

Ozaeta, de Abante Asesores, tiene otro fondo favorito para invertir en emergentes: el T-Rowe Price Emerging Market Equity, gestionado por una de las caras más conocidas en este tipo de activos, Gonzalo Pangaro.

“Pangaro se apoya en siete gestores de regiones emergentes y más de 40 analistas. La generación de ideas surge del equipo gestor y analistas que, posteriormente, realizan un análisis fundamental de 800 compañías para determinar el crecimiento, gestión y valoración de cada una de ellas. Del universo identifican 300 compañías con crecimientos sostenibles e infravaloradas para, por último, construir la cartera con menos de 100 posiciones, controlando los riesgos por países y sectores”, explica.

La firma Morningstar reconoció a Pangaro como uno de los mejores gestores del mundo en Bolsa emergente. La rentabilidad media anual obtenida en los últimos cinco años ha rozado el 8%. Solo en 2017 el fondo rentó un 24%.


5. Capital Group Emerging Tactical Opportunities

Este fondo seleccionado por Patricia Justo, de A&G Banca Privada, no es un fondo 100% de Bolsa. “Nos parece una aproximación conservadora a la inversión en renta variable de países emergentes, con una cartera muy sencilla que combina bonos, tanto en divisa local como en dólar, y acciones. El objetivo del fondo en el largo plazo es obtener unas rentabilidades en línea con la renta variable emergente, pero con una volatilidad muy inferior, y un componente mayor de preservación de capital”, explica la experta.

El fondo ha obtenido una rentabilidad media anual del 2,63% en los tres últimos ejercicios, pese a que 2016 fue un año difícil para los mercados emergentes. En la actualidad, el 45% de su cartera está en acciones y el 42% en bonos. Además, tiene una importante inversión en mercados que no son emergentes, como Japón o incluso Reino Unido.


6. Templeton Emerging Markets Smaller Companies

Este vehículo invierte en valores que tienen una capitalización por debajo de 10.000 millones de dólares, lo que hace que muchas de ellas estén por debajo del radar de los grandes inversores. A García-Cabo le interesa especialmente porque se focaliza “en empresas que presentan alguna ventaja competitiva clara, un balance fuerte, una buena generación de caja, un equipo directivo centrado en crear valor para el accionista y una valoración absoluta atractiva”.

El fondo mantiene importantes inversiones en compañías financieras e industriales de China e India. El sector por el que más apuesta es de consumo cíclico. Su rentabilidad media anual en los cinco últimos años ha sido del 10,18%.


7. BMO LGM Global Emerging Markets Small Caps

Otra buena oportunidad para invertir en compañías de pequeño tamaño de mercados emergentes (entre 100 y 2.000 millones de capitalización). El fondo está concentrado en unas 50 compañías de calidad, con un plazo de inversión de entre 5 y 10 años.

Aunque es un fondo joven (creado hace menos de un año) es una de las apuestas personales de César Ozaeta, de Abante Asesores. “Tienen muy en cuenta el entorno macroeconómico, la valoración de la divisa, las características sectoriales y la valoración de las compañías”, explica.

La apuesta estrella de su gestora Irina Hunter son los bancos indios, que ocupan las primeras posiciones de la cartera del fondo. En los últimos seis meses ha logrado una rentabilidad cercana al 7%.


8. GAM MultiStock Emerging Markets

Este vehículo está liderado por Tim Love, gestor líder de la estrategia desde febrero de 2012 con más de 30 años de experiencia. “El proceso de inversión combina el análisis macroeconómico, utilizado para asignar la distribución sectorial y regional, y el análisis por compañías, para la selección concreta de acciones”, comenta García-Cabo, de Inversis.

La cartera final son unas 120-150 compañías, donde las primeras 40 acciones son las acciones con una convicción más alta.

El fondo rentó un 23,86% en 2017 y un 145,46% en 2016. Sus principales posiciones son Tecent, Alibaba, Samsung y el grupo sudafricano de televisión Naspers.


9. Vontobel Emerging Markets Debt

Otra opción señalada los expertos para apostar por la evolución de las economías emergentes son los fondos de deuda. Ozaeta destaca el vehículo especializado de la firma Vontobel.

Es un fondo en dólares que invierte en deuda soberana mayoritariamente. “El fondo no hace grandes apuestas en duración y suele estar en línea con la del índice, es decir, unos 6 años. Se trata de un fondo centrado especialmente en el análisis de los países emisores y con una rotación alta, ya que buscan ineficiencias de mercado entre emisores. Por ejemplo, el mismo emisor emitiendo en diferentes divisas”, explica Ozaeta.

En este momento, los gestores están positivos en los bonos de Emiratos Árabes, Argentina, Costa de Marfil, México y Túnez mientras que evitan Sudáfrica, Polonia, Chile, Hungría y Filipinas

El fondo está entre el 10% con mejor rendimiento de los 500 que Morningstar tiene en esta categoría, y en los tres últimos años ha logrado un rendimiento medio anual del 2,45%.


10. GAM Local Emerging Bonds

Tanto Patricia Justo como Gonzalo Thome, analista senior de Inversis, destacan este fondo, centrado en inversiones en divisa local. El vehículo es uno de los más veteranos en esta temática (lanzado en 2000).

“El proceso de inversión y de gestión de riesgos es sólido y repetible”, explica Thome. “Analizan el impacto de Estados Unidos, China y Europa en los países emergentes y aplican un filtro basado en varios indicadores que miden la fortaleza financiera del país, centrándose en el impulso del crédito como principal indicador adelantado de si un país está entrando en recesión o saliendo de ella”.

Este vehículo obtuvo una rentabilidad del 11,2% en 2017 y del 8,2% en 2016.

Archivado en:

Outbrain