X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

La Fiscalía reclama que CaixaBank pague el plus pendiente a su plantilla

La entidad se juega el abono de unos 10 millones de euros El mismo caso afecta a todas las entidades sujetas al convenio de cajas

Antigua sede de CaixaBank.

La batalla por el plus salarial que las cajas de ahorro dejaron en suspenso en 2016 ha llegado al Tribunal  Supremo. Sus magistrados han abordado ya la causa específica que atañe a CaixaBank, que se juega tener que desembolsar ahora unos 10 millones de euros a su plantilla. A la espera del fallo, la Fiscalía se ha pronunciado y aboga por que la entidad pague a sus empleados.

La Audiencia  Nacional ya falló en este sentido pero la decisión fue recurrida por CaixaBank ante la máxima instancia judicial. “La tesis de la sentencia es la correcta a juicio del fiscal”, reza el escrito del Ministerio Público del Tribunal Supremo, al que ha tenido acceso este diario, y que insta a los magistrados a “desestimar” todos los planteamientos del recurso de casación de CaixaBank.

La reclamación del pago fue presentada inicialmente ante la justicia por la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), presidida por Gonzalo Postigo, junto a la CGT y el sindicato balear SIB. Las tres centrales se mostraron contrarios al acuerdo sellado por los sindicatos CC OO y UGT con la patronal financiera Acarl (Asociación de Cajas de Ahorros para Relaciones Laborales) en la firma del último convenio colectivo del sector.

Durante la tensa negociación mantenida en 2016 sobre las condiciones laborales del ramo que precedió a la firma del nuevo acuerdo para los ejercicios 2015 a 2018, los dos sindicatos mayoritarios acordaron con la patronal dejar en suspenso un plus salarial para tratar de lubricar el diálogo. Cuando en agosto de 2016 acabó alcanzándose el acuerdo, sin embargo, CC OO y UGT aceptaron renunciar al pago variable de ese año que se había dejado en el aire.

El plus es un complemento variable de entre 217,75 y 647,51 euros por trabajador, en función de su categoría salarial, que rondaría de media unos 450 euros, según fuentes sindicales. Si CaixaBank tendrá que pagarlo se sabrá previsiblemente antes del verano, si bien de momento el fallo de la Audiencia y el criterio de la Fiscalía apuntan en esta dirección. Es más, como la situación afecta a todas las cajas de ahorro, que a raíz de otra demanda de la CIC ya han perdido este mismo caso ante la Audiencia Nacional, el sino de CaixaBank promete ser el del resto. 

Archivado en:

Y además:

Outbrain