Zuckerberg admite que “es inevitable” que haya más regulación en Internet

El CEO de Facebook asegura que Cambridge Analytica también robo los datos de su propio perfil

Asegura que llevará meses investigar todas las aplicaciones que han accedido a los datos de sus usuarios

El fundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg.
El fundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg. REUTERS

Los datos del propio fundador y consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, fueron robados y utilizados por la empresa Cambridge Analytica, según ha asegurado el propio directivo.Tras comparecer este martes durante cinco horas ante las comisiones de Justicia y de Comercio del Senado estadounidense para explicar el escándalo, responde hoy a las preguntas de la Cámara de Representantes.

Aunque el directivo ha vuelto a defender varias veces las prácticas de privacidad de su compañía, diciendo que los usuarios tienen control sobre sus propios datos y deciden qué compartir, la legisladora demócrata Anna Eshoo le puso contra las cuerdas al preguntarle concretamente sobre si sus datos personales fueron vendidos "a terceras partes", a lo que el directivo contestó con un breve "sí". Aún así, Zuckerberg rechazó las sugerencias de los miembros del Congreso de que los usuarios no tienen suficiente control de sus datos en la plataforma social al raíz del escándalo de privacidad en la red social más grande del mundo.

El multimillonario recordó que tras salir a la luz que la firma británica Cambridge Analytica había realizado un mal uso de los datos personales de millones de usuarios de Facebook en todo el mundo, han decidido investigar todas las aplicaciones que han tenido acceso a estos datos. Un proceso que, según aclaró Zuckerberg, "llevará meses" y no está siendo realizado por Facebook, sino por otras empresas. Pese a todo, el directivo admitió que es imposible garantizar que no haya desarrolladores con mala praxis. Lo que sí aseguró con rotundidad es que la red social "no graba las conversaciones de voz" de sus usuarios.

El congresista Peter Welch también entonó un mea culpa, como hizo ayer el propio fundador de Facebook, al admitir que el Congreso también cometió un error y tiene responsabilidad en el escándalo de Cambridge Analytica pues eran conscientes de que la privacidad de los usuarios no estaba siendo respetada. 

Zuckerberg ha vuelto a ser hoy preguntado por su disposición a acatar una normativa más restrictiva con la protección de datos pues, como han asegurado los miembros de la cámara estadounidense, se ha demostrado que "la autorregulación no funciona". Si el martes aseguró que “valdría la pena discutirlo" y que estaría dispuesta a aceptar una regulación si “es la correcta”, hoy ha dicho que "es inevitable que haya alguna regulación, pero ha matizado que una regulación muy restrictiva puede perjudicar a las pequeñas empresas. Obvió decir que una regulación más restrictiva podría obstaculizar la capacidad de Facebook de vender anuncios adaptados a los perfiles de los usuarios. Prácticamente, su única vía de ingresos en la actualidad. 

No obstante, después de su comparecencia de ayer en el Congreso, tres senadores presentaron una propuesta de ley que obligaría a las empresas tecnológicas a obtener el permiso expreso de los usuarios antes de recopilar y compartir sus datos personales

De nuevo, ha habido preguntas incómodas sobre posibles decisiones de Zuckerberg y de los empleados de la red social basadas en inclinaciones políticas. Varios congresistas han insistido en el hecho de que Facebook podría haber beneficiado más a la campaña del republicano Donald Trump que a la que de la demócrata Hillary Clinton en las elecciones de 2016, durante las cuales se produjeron las manipulaciones de Cambridge Analytica. No obstante, Zuckerberg ha subrayado que se "aplicaron los mismos estándar" y no se dio "ninguna ventaja a Trump".

Algunos legisladores se están quejando, como ocurrió también este martes en el Senado, por el tiempo tan limitado que tienen para preguntar al máximo ejecutivo de Facebook. Cuatro minutos por cada uno. Un tiempo que les parece insuficiente para presionar a Zuckerberg sobre detalles que resultan trascendentes. También criticaron abiertamente al directivo por ofrecer respuestas ensayadas.

En este sentido, a Zuckerberg las cámaras de Associated Press le jugaron ayer una mala pasada. Las fotografías tomadas por esta agencia del bloc de notas del directivo mostraban algunas respuestas preparadas sobre ciertas cuestiones complejas. Por ejemplo, ante una potencial pregunta sobre si sería conveniente dividir Facebook ante una posición de dominio, Zuckerberg respondería que “la división fortalece a empresas chinas”. Y si algún legislador le planteaba la idea de imponer una multa a la compañía por el escándalo de Cambridge Analytica, afirmaría que la compañía ya tomó medidas en 2014 para evitar que casos con el citado volvieran a ocurrir. Otra respuesta cocinada tiene que ver con que algún congresista pudiera preguntarle si debe dejar la compañía. Ahí la contestación sería la siguiente: ¿Renunciar? Fundé Facebook. Es cierto que cometí errores, pero hemos resuelto problemas antes y vamos a resolver este”.

Las palabras del empresario parecían no convencer a los inversores al comienzo de la sesión, pues los títulos de Facebook cotizaban en negativo y han llegado a perder un 1%. Sin embargo, al cierre de los mercados europeos, se habían dado la vuelta y sumaban un 0,5%. Ayer, se anotaron un 4,5%. 

Nueva dimisión en Cambridge Analytica

Mientras Zuckerberg se retrataba ante el Congreso, Alexander Tayler, consejero delegado en funciones de Cambridge Analytica, anunció hoy su dimisión. Tayler regresará a su antiguo puesto en la empresa como responsable de Datos para “centrarse en las diversas investigaciones técnicas y pesquisas” que afectan a la firma, según anunció en un comunicado el consejo de dirección de la empresa. 

Tayler asumió el cargo el pasado 20 de marzo tras la suspensión del entonces consejero delegado de Cambridge Analytica, Alexander Nix, tras conocerse que la firma había usado información personal de millones de usuarios de Facebook sin su consentimiento.

Normas