Azora saldrá a Bolsa valorada en unos 700 millones de euros

La firma lanzó Hispania y ha gestionado la Socimi desde 2014

Colocará entre grandes inversores la mitad del capital

Concha Osácar y Fernando Gumuzio, fundadores de Azora.
Concha Osácar y Fernando Gumuzio, fundadores de Azora.

La firma de gestión de activos inmobiliarios y de pisos en renta Azora saldrá a Bolsa con la colocación de más del 50% de su capital, según anunció ayer la compañía. En concreto, la empresa fundada y controlada por Concha Osácar y Fernando Gumuzio saltará al parqué a través de una oferta primaria a inversores cualificados. La operación se estructurará mediante una ampliación de capital que valorará la empresa en unos 700 millones de euros. Azora ha sido la sociedad detrás de Hispania. La firma puso en marcha la socimi, captó los fondos necesarios, la ha gestionado desde 2014. Y este mismo mes ha recibido una opa por parte de la entidad de capital riesgo Blackstone.

Será la segunda compañía, después de Metrovacesa, que se estrene en Bolsa este año, un ejercicio en el que el sector inmobiliario seguirá teniendo un claro protagonismo en el parqué tras los estrenos en 2017 de Neinor Homes y Aedas Homes. En los próximos meses también está previsto que empiecen a cotizar Testa Residencial, Vía Célere y Haya Real Estate, el 'servicer' inmobiliario español propiedad del fondo estadounidense Cerberus. En paralelo, siguen debutando en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) socimis como Témpore, la firma de viviendas en renta de Sareb, y la compañía a través de la que los March ostentan el centro comercial 'ABC' de Serrano.

Azora salta al parqué con el objetivo de duplicar su cartera de activos inmobiliarios gestionados en los próximos cinco años, de forma que alcance los 8.000 millones de euros en 2022, frente a los 4.400 millones con que cerró 2017. Para ello, la compañía prevé enfocar su inversión inmobiliaria en "nuevas oportunidades de negocio atractivas y que generen valor" en el mercado español. En concreto, sus áreas "clave" serán los activos hoteleros y turísticos y los edificios residenciales y comerciales.

Asimismo, además de gestionar las inversiones de sus clientes, Azora prevé acometer también inversiones singulares en las que ostente el control. "El objetivo final es ofrecer a los inversores una exposición a temáticas de inversión aún sin explotar, con el fin de alcanzar retornos del entorno del 15%", aseguró en el anuncio previo de su OPS remitido a la CNMV. Así, Azora empleará los alrededor de 700 millones de euros que prevé levantar en la colocación a financiar estas inversores, además de al "fortalecimiento general de su negocio".

En la actual cartera de clientes de Azora como gestora de inversiones inmobiliarias, además de Hispania, figuran grandes fondos y patrimonios como George Soros, ex accionista de la socimi, Fidelity, Cohen & Steers, Goldman Sachs, CBRE Global Investors, Axa Investment Management, Paulson & Co y Bank of Montreal. La firma cerró 2017 con unos ingresos de 77,6 millones de euros, un 21,4% más que el año anterior, y elevó un 34% su beneficio bruto de explotación (Ebitda), hasta 37,4 millones. Su margen de Ebitda se situó en el 48,2%.

Normas