Aena ultima un plan estratégico 2018-2021 basado en obras y el negocio inmobiliario

La junta aprueba el reparto de 975 millones en diviendos, el 80% del beneficio

La empresa comercializará 2,7 millones de metros cuadrados de suelo en Madrid-Barajas

Jaime García Legaz
Jaime García Legaz

"Que el Gobierno sea propietario del 51% de Aena no es ningún impedimento para que la compañía siga creciendo y mejorando en sus cifras de tráfico y resultados económicos", ha señalado esta mañana el presidente de Aena, Jaime García Legaz, durante su intervención en la junta de accionistas del grupo público cotizado. El mensaje ha ido directamente a los fondos minoritarios en el capital, entre los que destaca TCI. Este último resalta, según distintas fuentes, como demandante de un perfil inversor más agresivo en Aena, que llegó a estudiar el lanzamiento de una opa por Abertis, que fue desautorizada por el Gobierno.

El primer ejecutivo de Aena ha avanzado que su dirección presentará en breve un plan estratégico 2018-2021 en el que destaca el desarrollo del concepto de "ciudades aeroportuarias". Esto pasa por la explotación del suelo urbanizable en los dos grandes aeropuertos de la red, Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat.

En el primero de ellos, García Legaz ha anticipado que se comercializarán 2,7 millones de metros cuadrados "para un conjunto de usos que supondría una relevante diversificación de la actividad implantada en el aeropuerto y lo acercaría al moderno concepto de Airport City". En Madrid se espera una clara apuesta por la logística y aún quedarán 900.000 metros cuadrados por desarrollar como reserva a futuro.

Ya en El Prat se dio a conocer semanas atrás que saldrán al mercado 1,8 millones de metros cuadrados, que también incluyen un proyecto de Airport City.

Además de la puesta en marcha del negocio inmobiliario, el plan estratégico de Aena incluirá una ampliación de los dos grandes aeropuertos de Madrid y Barcelona para adaptarlos al incremento de pasajeros y a la llegada de aviones cada vez más grandes. Esos planes de obra, con inversiones por 1.571 millones y 1.594 millones, respectivamente, se desarrollarán en ambos casos hasta 2026.

Otra de las actuaciones destacadas por el presidente de Aena ha sido la de la conexión de Barajas con la estación madrileña de alta velocidad de Chamartín.

'Pay out' del 80%

García Legaz se ha referido esta mañana al recorte tarifario que incluye en plan quinquenal DORA 2017-2021, con una bajada del 11%, para, a continuación, anunciar el dividendo de 6,5 euros brutos que ha salido adelante esta mañana.

Sobre un compromiso inicial de retribución al accionista con un 50% del beneficio, Aena ha disparado ese ratio al 80% con el citado pago, que se hará efectivo el próximo día 19. De este modo, Aena reparte 975 millones de los 1.219 millones declarados por la matriz como resultado neto en 2017.

Este nivel de retribución, casi un 70% superior a la pagada con cargo al resultado de 2016, supone una rentabilidad del 3,8% a los precios de cierre de ayer, cuando la acción de Aena marcó 170,95 euros. La mejora en 2,67 euros por título en el dividendo ha generado malestar entre algunas de las mayores aerolíneas, a quienes el propio García Legaz demanda que trasladen al precio de los billetes la citada rebaja tarifaria incluída en el Plan Dora.

El operador dará en concesión el suelo de Barajas y El Prat

El primer ejecutivo de Aena ha explicado esta mañana que Aena "no venderá el suelo" del perímetro de los aeropuertos de El Prat y Barajas para el desarrollo inmobiliario, lo que abre la puerta a concesiones a largo plazo a los futuros promotores de áreas logísticas, hoteles, centros comerciales u oficinas.

El presidente, Jaime García Legaz, se ha dado dos meses para lanzar el plan estratégico y fijar una política estable de dividendos, dejando para entonces la decisión sobre el nivel de 'pay out', actualmente del 80%. También ha insistido en que no habrá un salto del capital privado por encima del 49% actual.

En cuanto a la internacionalización de Aena, ha dejado claro que se buscarán oportunidades, pero no se sobrepagará por avanzar en la diversificación geográfica. García Legaz se ha referido únicamente a Japón como mercado en examen por pate de su compañía.

Durante el tiempo de atención a los medios ha defendido el modelo de contratación de Aena y ha asegurado que la macrolicitación de la seguridad privada en los aeropuertos, que Aena prevé resolver antes del verano, saldrá adelante pese a las reticencias de grandes operadores como Eulen, Prosegur y Securitas. La presidenta de la primera de ellas, María José Álvarez, fue crítica ayer al asegurar que en las condiciones fijadas en los pliegos no se puede prestar un servicio "serio".

La respuesta no de ha hecho esperar: "Algunas de esas compañías se han presentado a diversos lotes del contrato", ha matizado García Legaz tras recordar que Aena ha elevado el presupuesto para estos servicios un 26% de media "y hasta un 50% en el caso de El Prat", donde el pasado verano se produjo un colapso por las huelgas del personal de Eulen.

Respecto a previsiones de tráfico, ha afirmado ante la prensa que espera un alza del 5,5% en los pasajeros atendidos este año en la red española de aeropuertos, sobre una cifra de 250 millones alcanzados en 2017. El incremento de casi 14 millones de usuarios se apoya en un primer trimestre impulsado por la Semana Santa y en un verano que se espera de récord.

Normas