Correos, un servicio público en continua transformación

La innovación ha marcado la trayectoria que la empresa postal emprendió hace más de 300 años.

Su objetivo ahora es ser el principal proveedor de servicios de comunicaciones físicas, digitales y de paquetería del mercado español

Correos

Han pasado más de tres siglos desde su fundación. Muy pocas empresas llegan a cumplir tantos años prestando el mismo servicio. Correos es una de ellas. Fue el 8 de julio de 1716, finalizada la Guerra de Sucesión, cuando se hizo efectiva una disposición del rey Felipe V, dictada diez años antes, por la que el servicio postal dejaba de estar en manos privadas para pasar a ser responsabilidad del Estado y a ser administrado por la Corona, en el marco de la modernización que trajo a España la nueva casa reinante.

Desde entonces, ha seguido una trayectoria enfocada en la mejora de las comunicaciones en España, evolucionando al ritmo de los tiempos y, en muchas ocasiones, anticipando cambios que han transformado la sociedad española. Así, en las primeras décadas del siglo XX, Correos modernizó sus servicios. Las cartas urgentes, giros y reembolsos, en 1911, o la creación del primer servicio aeropostal de España, en 1919, son la muestra de que el servicio postal público se mantenía atento a los avances que iban surgiendo en el mundo de las comunicaciones y el transporte. Un afán que mantuvo en su actividad en el curso del siglo pasado. En 1962 se implantaron los primeros buzones domiciliarios y en 1981, el código postal para facilitar la clasificación automática de la correspondencia. La red de oficinas postales fue una de las primeras que, en 1990, ya estaba totalmente informatizada y en 1998 Correos estrenó su primera página web.

El siglo XXI ha supuesto la incorporación de medios innovadores. Correos arrancó en 2002 su plan de automatización en sus centros logísticos en toda España. En 2003, el servicio postal abrió su oficina virtual en la página web, mientras que, en 2005, los carteros urbanos y rurales empezaron a usar PDA para registrar la entrega de envíos.

Servicio postal en los años sesenta.
Servicio postal en los años sesenta.

Y es que en las dos últimas décadas Correos ha seguido adaptándose a un contexto socioeconómico cambiante determinado por la generalización de las nuevas tecnologías. Ha asimilado los nuevos usos y las nuevas necesidades de comunicación, ha adecuado su estructura a la innovación y ha invertido en las tecnologías necesarias para erigirse como el mejor proveedor de servicios de comunicaciones físicas, digitales y de paquetería del mercado.

En 1919 creó el servicio aeropostal en España

Centro de Logística
Centro de Logística

La empresa ha evolucionado en todos sus aspectos clave, desde la personalidad jurídica y el ámbito normativo hasta los procesos operativos, la plantilla y la oferta comercial. Correos ha pasado de ser una sociedad anónima estatal a una sociedad mercantil estatal en 2017; de un mercado restringido, a la total liberalización del sector; de una actividad basada en el trabajo manual, a implantar la automatización en el tratamiento de los envíos, de forma que más del 94% de las cartas se procesan hoy mecánicamente en sus 18 grandes centros logísticos donde se clasifican 40.000 cartas por hora.

En definitiva, ha pasado, con gran éxito, del mundo analógico al mundo digital. Todos los carteros disponen ya de dispositivos móviles inteligentes, y en sus carritos, los paquetes del comercio electrónico ocupan cada vez más sitio. Las cerca de 2.400 oficinas postales actuales son ahora espacios multiservicio donde se pueden hacer diversas gestiones, desde recargar el móvil o pagar recibos, hasta enviar documentación de forma digital a las Administraciones o comprar un embalaje ecológico. Y el nuevo concepto de oficina Tu Correos las ha convertido en un espacio pensado especialmente por y para el cliente, con asesoramiento personalizado, autoservicio de productos y una amplia oferta.

En sus centros se clasifican 40.000 cartas por hora

Hoy, Correos es la empresa líder del sector postal en España y la primera del país por capilaridad y cobertura territorial, con cerca de 9.000 puntos de acceso a sus servicios, incluidos 6.563 servicios rurales, que la acercan hasta el último rincón del país. Llega diariamente a 28 millones de hogares, empresas e instituciones y gestiona más de 3.000 millones de envíos. Dispone de una plantilla de 50.000 personas, de las que dos terceras partes se encargan de la distribución diaria de los envíos, y el 50% son mujeres.

Y llegado el momento actual, con la explosión del ecommerce, la paquetería y las comunicaciones digitales, Correos sigue en la brecha. La diversificación, la innovación y la apertura a nuevos negocios siguen transformando su oferta: oficina virtual, comercio electrónico, paquetería nacional e internacional, logística inversa, CityPaq, marketing directo, tarjeta Correos prepago, Comandia, CorreosApp, e-Administración, gestión documental, smart cities...

La apertura a nuevos negocios transforma su oferta

Correos, además, desarrolla su actividad conforme a criterios de sostenibilidad y de responsabilidad medioambiental. En los últimos años ha reducido más de un 30% sus emisiones de CO2, a través de una mayor eficiencia energética y la renovación de la flota con vehículos menos contaminantes.

Carteros con dispositivos de última generación

Terminal automatizada CitiPaq.
Terminal automatizada CitiPaq.

Correos gestionó el año pasado 3.100 millones de envíos y su objetivo es ser el principal proveedor de servicios de comunicaciones físicas, digitales y de paquetería del mercado español.

Un proceso que se apoya en varios ejes. El primero es trabajar según los requerimientos del cliente, de manera que este reciba sus comunicaciones de la forma más fácil, a la hora y en el lugar que le resulte más cómodo. Además, ha puesto en marcha la oferta de paquetería, adoptando valores que permiten que en los paquetes más urgentes se pueda elegir la franja horaria en la que se quieren recibir. En este sentido, se han lanzado proyectos como CityPaq, que permite tener un buzón automático en casa o en lugares de tránsito para recibir o enviar paquetes.

Otra línea de acción ha sido invertir en tecnología. Correos es el primer operador postal del mundo que ha dotado a todos sus carteros –cerca de 28.000– con dispositivos electrónicos de última generación con los que gestionar operaciones para prestar servicios adicionales a los clientes.

En definitiva, la empresa postal española sigue respondiendo a los retos que plantea la sociedad.

Normas