Cómo invertir en fondos temáticos y megatendencias

Mi recomendación es que no sean la parte principal de la cartera, sino una inversión complementaria

Cómo invertir en fondos temáticos y megatendencias

Recientemente se ha puesto en contacto conmigo una revista especializada en fondos para realizar un artículo sobre inversiones temáticas y mega tendencias. Tras preguntar a inversores y asesores, me ha parecido que este tipo de productos genera un gran interés, ya sea por la publicidad de las gestoras o por la posible oportunidad o novedad. Y, aunque ya escribí una tribuna en este medio sobre fondos temáticos, voy a volver a tratar el tema con otro enfoque e intentaré no repetirme, sobre todo porque cualquiera puede leer o releer lo que ya escribí.

Voy a empezar por responder a algunas de las preguntas que me han hecho y que me parecen interesantes: ¿Cómo debemos considerar las inversiones temáticas o en mega tendencias en una la cartera de un inversor: como inversión principal o complementaria?

En general, mi recomendación es que sea una parte complementaria en la cartera. Sin embargo, se podría construir una cartera global equilibrada sólo con fondos temáticos –existe un fondo que engloba muchas tendencias que es similar a la bolsa mundial–. Este tipo, es una alternativa para clientes que buscan la novedad, o lo especial y que si los asesores no les ofrecen algo innovador no invertirían en mercados bursátiles o lo harían con menos confianza. El riesgo para los inversores es que acaben muy sobre ponderados en sectores o temáticas que acaban de tener un comportamiento fenomenal y además tienen bastante correlación entre sí –por ejemplo: robótica, ciberseguridad, o cualquier temática muy ligada a la tecnología– o con excesivo riesgo de divisas distintas al euro.

La inversión en estos fondos estará bien diversificada si recoge diferentes temáticas relacionadas con diversos sectores de la economía, como pueden ser los recursos naturales, el consumo, la salud, las infraestructuras, la energía, etc… De este modo, podemos evitar riesgos por excesiva concentración en un solo sector y que se repita una situación parecida a la ruptura de la burbuja tecnológica, en la que sufrió especialmente y casi exclusivamente ese sector.

Con esto no quiero decir que no se invierta en temáticas relacionadas con la tecnología porque esté en burbuja, el momento no es exactamente el mismo, simplemente recomiendo vigilar una exposición excesiva a un solo sector.

¿En qué inversiones temáticas o mega tendencias invertir hoy y por qué razones? Yo no recomendaría invertir ahora mismo en ninguna temática en particular. Una exposición sectorial de la cartera de fondos bien planteada ya recoge estas “temáticas” en la proporción que considero idónea por su crecimiento estimado, pero también por su valoración.

Sin embargo, cuando alguno de nuestros clientes se siente atraído por algún tema en particular, si esa temática tiene fondos que a nuestro juicio son buenos, le recomendamos algún fondo de su preferencia, siempre advirtiéndole de los riesgos (la predisposición positiva ya la trae, sólo hay que hacerle consciente de los perjuicios que podría sufrir).

Recomendaría los fondos temáticos cuando faciliten compensarle la cartera a un inversor. Por ejemplo, si tiene sesgo doméstico o mucha sobre ponderación a Europa, porque le faltan en cartera algunos subsectores de salud y tecnología. En este caso sí complementaría con fondos con ese sesgo sectorial.

Dentro de cada temática, es importante una buena selección. Incluso aunque parezca una buena inversión puede haber fondos que lo hagan regular y algunos lanzados por un motivo más bien comercial, que están mal diversificados y/o serían muy discutibles algunos valores de la cartera.

Yo siempre pongo el ejemplo de fondos con la temática de nutrición sana, que dentro tienen multinacionales que fabrican con aceite de palma.

Fondos con la etiqueta de socialmente responsables que invierten en compañías con dudoso compromiso social, pero este tema dará mucho que hablar. Mi consejo es no invertir en una temática concreta porque está de moda. Como asesora respeto las preferencias de mis inversores, pero también debo evitar que invierta en alternativas que no tengan sentido o lo haga en porcentajes excesivo y por supuesto que compre fondos diseñados con un criterio exclusivamente comercial.

Algunos lectores pueden pensar que no me mojo mucho tras leer que no recomiendo ninguna temática en especial y que respeto los sesgos del inversor evitando, siempre que puedo, que inviertan de forma poco sensata y que comentan errores de difícil recuperación. Invertir con sentido no requiere adivinación.

Hay quien prefiere mojarse profetizando la inversión del futuro, e igual acierta y esa tendencia es la mejor, pero igual por el camino cae más de lo que un inversor es capaz de aguantar –especialmente si inversor no creía en esa tendencia con la misma convicción– y acaba vendiendo en el momento peor.

Invertir de forma diversificada es más seguro y en general funciona mejor a largo plazo (20 años o más) que apostar todo a una tendencia o sector. A los que prefieran concentrar en una temática toda su inversión, les deseo lo mejor.

 Marta Díaz-Bajo es Directora Análisis de Fondos de atl Capital Gestión de Patrimonios

Normas