La banca andorrana ganó 131 millones de euros en 2017, un 15,5% menos

La caída se produce como consecuencia de los bajos tipos de interés bajos.

La rentabilidad del sector es del 9,82%, por encima de la media europa que es del 7,1%.

Esther Puigcercós,  directora general de Andorran Banking
Esther Puigcercós, directora general de Andorran Banking

La banca andorrana consiguió en 2017 unos beneficios netos de 131 millones de euros, un 15,5 % menos que el año anterior, mientras que alcanzó una cifra de recursos gestionados de 46.201 millones, un 1,5 % más.

Andorran Banking, la asociación de bancos de Andorra que reúne a todas las entidades bancarias del país, ha facilitado estos datos y ha justificado la caída de los resultados por el contexto internacional, con tipos de interés bajos prolongados en el tiempo.

Así, los bancos andorranos obtuvieron en 2017 unos beneficios netos de 131 millones frente a los 155 millones del año anterior.

La directora general de Andorran Banking, Esther Puigcercós, ha destacado que el incremento de los recursos gestionados es "un signo de estabilidad y de fortaleza" del sector y ha justificado la caída de los beneficios por los costes derivados del nuevo marco normativo del sector bancario
europeo.

"Los resultados del sector bancario europeo corresponden al ajuste al nuevo modelo de banca en Andorra homologable a la banca europea así como al contexto vivido en los últimos años", ha señalado.

Respecto a los recursos, han aumentado los gestionados fuera de balance (fondos de inversión, pensiones o acciones), que pasan de 34.598 a 36.501, mientras que los depósitos de los clientes caen en 1.215 millones, hasta los 9.700 millones.

Según Esther Puigcercós, "los clientes, como en el resto del mundo, ante los tipos de interés cerca del cero, sacan el dinero de sus cuentas corrientes y plazos fijos para intentar conseguir rentabilidad en productos como los fondos de inversión".

La banca andorrana, integrada por cinco bancos, ha conseguido además en 2017 una rentabilidad sobre recursos propios (ROE) del 9,82 %, por encima de la media europa que se situó en el 7,1 %.

La ratio de solvencia consolidada de los cinco bancos a 31 de diciembre fue del 21,5 %, tres puntos y medio por debajo del año anterior debido al impacto de la primera aplicación de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIF).

Por su parte, la ratio de liquidez del sector llegó al 65,37 %, casi cuatro puntos más que el año anterior, y la banca constituyó operaciones de crédito por valor de 1.837 millones.

Puigcercós ha asegurado que 2017 fue un año "clave" para el sector en Andorra ya que ha cerrado una etapa de adaptación a los estándares internacionales, lo que abre positivas perspectivas de futuro.

La Asociación de Bancos de Andorra es una asociación fundada en 1960 que reúne a todas las entidades bancarias de este país con el objetivo de velar por el cumplimiento de las buenas prácticas bancarias.

Normas