X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Las ‘otras’ rentas del trabajo: cómo trata Hacienda dietas, despido y pagos en especie

Los cheques comida o el pago de transportes están exentos, con límites Desde 2015 la indemnización por despido tributa

Imagen de un comedor de empresa.

No todo el dinero que reciben los trabajadores por cuenta ajena tributa de la misma forma en la declaración de la renta. Si bien la parte fundamental de los rendimientos del trabajo está sujeta a retención y tributación estándar por la Agencia Tributaria, algunos pagos recibidos de la empresa tributan de forma especial. Por lo general los datos fiscales que están en poder de Hacienda tienen ya en cuenta todos los supuestos, y el borrador está conforme a la situación fiscal real, pero siempre es aconsejable revisar. Sobre todo porque los errores son responsabilidad del contribuyente.

Hacienda entiende como rendimientos del trabajo sueldos y salarios (incluidos los pagos en especie no exentos), prestaciones por desempleo, gastos de representación, dietas y similares (más allá de los límites establecidos) y las aportaciones a planes de pensiones. No computan, por el contrario, los gastos de formación o capacitación pagados por la empresa o los seguros de accidente laboral o responsabilidad.

Pagos exentos:

  • La entrega de cheques comida o similares (como vales de comedores de empresa) está exenta bajo ciertas condiciones: que la prestación del servicio tenga lugar en días hábiles para el empleado, que no se superen los nueve euros diarios, que sean nominativos, que solo se puedan usar en establecimientos de hostelería y que estén documentados por la empresa.
  • Gastos por seguros de enfermedad. Las cuotas satisfechas por seguros de salud están exentas hasta 500 euros anuales por beneficiario (1.500 euros en caso de personas con discapacidad).
  • Los servicios de transporte. Los pagos a terceros por servicios de transporte colectivo al centro de trabajo (las rutas de empleados) están exentos hasta los 1.500 euros anuales. También la entrega a los empleados del correspondiente abono transportes o tarjetas de transporte, también con este límite. No obstante, la entrega de dinero destinado al transporte tiene consideración de salario.
  • La entrega de acciones de la empresa de forma gratuita o a precio rebajado está exenta hasta los 12.000 euros anuales, siempre que la entrega se haga en las mismas condiciones para todos los trabajadores de la empresa o el grupo empresarial y la participación no supere el 5% y los títulos se mantengan tres años.
  • Gastos de viaje. No tributan los gastos de viaje en transporte público (siempre que se justifique) y, en caso de desplazarse en vehículo privado, 0,19 euros por kilómetro (más peajes y aparcamientos).
  • Dietas. Están exentas de gravamen según esta tabla:

Archivado en:

Y además:

Outbrain