X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Un baño entre los mejores atunes del Mediterráneo

Grupo Balfegó, un proveedor de atún prémium, oferta la experiencia Los visitantes conocen las peculiaridades de la pesca y cuidados de este pez

Un bañista rodeado de atunes en una de las piscinas de la empresa.

A algo más de cuatro kilómetros de la costa de L’Ametlla de Mar (Tarragona) flotan las piscinas en las que el Grupo Balfegó cría a sus atunes. Esta empresa catalana, que trabaja con muchos de los cocineros y restaurantes más conocidos de España, como el donostiarra Martín Berasategui (ocho estrellas michelín al frente de sus restaurantes) o el japonés Hideki Matsuhisa (una estrella michelín en Koy Shunka), ha inaugurado esta semana, por sexto año consecutivo, la temporada Tuna Tour, un baño en alta mar con cientos de atunes rojos que superan los dos metros de longitud y pesan más de 200 kilogramos.

“La iniciativa surgió en 2012 por la necesidad de comunicar la manera de trabajar de la marca, enseñar la trazabilidad y sostenibilidad del producto y demostrar que otro tipo de pesca es posible”, explica David Puente, encargado del proyecto. El baño con atunes en alta mar fue la opción elegida para ello. “Es una actividad en la que no solo te bañas, sino que también da pie a aprender todo sobre el atún, sobre la especie, sobre cómo se captura, cómo se alimenta y de qué modo se sacrifica para el consumo, además de poder degustarlo en alta mar, a bordo de un catamarán de 18 metros”, prosigue.

Hasta la fecha han participado cerca de 67.000 personas

Hasta la fecha, en los cinco años anteriores, han participado cerca de 67.000 personas, provenientes principalmente de Francia, Rusia, Estados Unidos y Japón. En 2018, el grupo aspira a atraer a 20.000 visitantes que se bañen en las tres piscinas que tiene instaladas en esta parte del Mediterráneo, muy cercana al delta del Ebro. “Cada una de ellas tiene unos 150 metros de diámetro y un calado de 40 metros, y albergan a unos 400 atunes”, añade Puente.

Durante la jornada, continua, los visitantes descubren cómo se captura y alimenta a estos ejemplares. “El grupo hace pesca de cerco, cogiendo a los atunes cerca de las Islas Baleares y trayéndolos vivos a las piscinas. Después, únicamente, los alimentamos con pescado azul para que recuperen la grasa en su hábitat natural”, porque cuando se acercan al archipiélago, en las semanas previas a la reproducción, han perdido entre un 20% y un 30% de su constitución. Todos estos son los detalles que, junto a otras enseñanzas, reciben los visitantes.

Los atunes, pese a ser tan grandes, son completamente inofensivos

Como explica Puente, esta actividad, que en sus inicios empezó únicamente con el esnórquel, ha evolucionado, y a día de hoy también ofrece la modalidad de buceo hasta los 20 metros de profundidad, para la que son necesarias las licencias y certificados correspondientes. “Más allá de eso, en la modalidad de esnórquel, solo se necesita saber nadar, y está también pensada para los más pequeños, ya que el atún no deja de ser un pez, muy grande, pero un pez. Es completamente inofensivo y nunca se acerca a los bañistas”, asegura.

Además de aproximar al público las nociones básicas sobre un animal tan común en los platos, esta experiencia, que cuesta alrededor de los 50 euros por persona en temporada alta, intenta mostrar la transformación de la pesca y la comercialización del atún rojo que ha impulsado el grupo. “El objetivo es conservar y ayudar a mejorar el stock de esta especie, a la vez que desarrollamos una industria sostenible económicamente y muy ligada al desarrollo social y económico de la región”. Actualmente, la pesca y acuicultura del atún rojo en esta zona, además de ser un referente internacional en cuando a conservación y respeto por el medio ambiente, genera alrededor de 200 puestos de trabajo directos en la citada localidad.

Este atún rojo, que ha sido galardonado en varias ocasiones como uno de los mejores del mundo, se exporta en 27 países de todo el planeta. La empresa, que también ha abierto varios establecimientos propios, facturó cerca de 55 millones de euros el pasado año.

Archivado en:

Outbrain