El retraso intencionado, principal causa de morosidad entre empresas

Un estudio de Iberinform refleja que el 64% de las empresas padece las consecuencias del retraso en los pagos.

morosidad empresarial

El retraso intencionado es la principal causa por la que se demoran los pagos a clienes, según se ha informado durante la presentación del décimo Estudio de la Gestión del Riesgo de Crédito en España de Iberinform.

Según este informe, la supervivencia de un 10% de las empresas está en riesgo por la morosidad. Además, el análisis concluye que el 64% de las empresas padece las consecuencias de la morosidad. Dicho estudio se presentó en una jornada organizada por la Asociación de Entidades de Gestión de Cobro Angeco con la colaboración de CEOE y Cepyme.

83% de empresas permite retrasos

El estudio pone de manifiesto que la mayoría de las empresas permiten retrasos intencionados. En concreto, el 83% de las compañías permite a sus clientes que les abonen el importe del servicio o del producto recibido fuera de plazo.

Entre las empresas que permiten retrasos en el pago, solo el 7% aplica intereses por la demora en los pagos, mientras que el 55% restante cobra el importe tal cual, sin poner un sobrecoste por la demora.

Precio a la morosidad

Durante la jornada, la directora de Desarrollo de Acreditia, Cristina Aparicio, manifestó que el retraso en los pagos es una de las cuestiones que más preocupan a los empresarios. De ahí que considere que sería conveniente poner un precio a la morosidad porque “es algo que sale muy caro a todos”.

En la misma línea opinó el director de Economía de Cepyme, Carlos Ruiz, para quien es “necesario” introducir medidas que ayuden a las pymes a reducir la morosidad. Además, manifestó que habría que educar a las pequeñas y medianas empresas para que conozcan las causas y consecuencias de la morosidad.

Según el estudio, la morosidad se produce por causas intencionadas. Afirman que ésta ha dejado de deberse por problemas de liquidez.

En las jornadas también intervino el director general de Iberinform, filial de de Crédito y Caución, Ignacio Jiménez, quien destacó que el 64% de las pymes padecen estas prácticas y sus respectivas consecuencias que afectan a la supervivencia empresarial. Participaron, asimismo, el gerente de Angeco, José María Gregorio y la responsable de Complaince y legal de Cabot, Lucía Sánchez-Ocaña.

Normas