X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Abertis, en el foco de los mayores inversores

La compañía crece desde la integración de las concesiones de La Caixa y ACS hasta motivar una opa de 18.200 millones de euros

Primer cliente en el tramo Montgat-Mataró de la antigua autopista A-19, en el año 1969.

La experiencia de España en la construcción de autopistas, y la implantación de peajes para sufragarlas, ganada en el tardofranquismo y durante los albores de la Transición, ha hecho de Abertis un jugador de referencia en este campo tanto en Europa como en Sudamérica. Pero el nacimiento del grupo, sobre una base de activos ganados 50 años atrás, viene de principios del nuevo siglo. Corría 2003 cuando La Caixa y ACS pactan la integración de Acesa y Áurea en la nueva Abertis. Durante años, Florentino Pérez e Isidro Fainé fueron hombres vinculados a un proyecto que, liderado por el presidente Salvador Alemany, buscó siempre el camino de la internacionalización. Antes de la crisis, el objetivo era crear la referencia europea en infraestructuras.

Primero vino la toma de Sanef, una de las grandes concesionarias nacidas de la privatización de autovías en Francia. Tres años después, Abertis avanzaba en el control de la española Avasa y entraba en Chile, con Elqui y Rutas del Pacífico. El grupo puso un pie en 2011 en Puerto Rico, con clara intención de llegar a Estados Unidos, y se hizo en 2012 con OHL Brasil, hoy Arteris, y tres autopistas más en Chile. Italia e India son los dos últimos mercados abordados mientras no se renuncia al sueño de tomar un activo que sirva de bandera en EE UU o Australia.

Autopista central de Chile.

La llegada del capital riesgo al accionariado, representado por CVC, y la gestión de Francisco Reynés como consejero delegado, entre 2010 y este 2018, pusieron el foco en el rentable negocio de autopistas, con la salida de la logística, aparcamientos y aeropuertos, y planes de negocio con claro énfasis en el crecimiento y la rentabilidad por dividendos.

Abertis ha sido objeto de dos opas, de Atlantia y ACS, finalmente unidas y que valoran a la española en 18.200 millones. Las tres están llamadas a conformar el mayor grupos de infraestructuras del planeta.

Archivado en:

Outbrain